Integrantes de distintos gremios y sectores sociales plenaron el Aula Magna de la UCV y llamaron a la unión del país para “luchar contra el hambre” y demandar el restablecimiento de la Constitución.

Caracas. Distintos sectores del país coincidieron este martes en el acto “Venezuela unida no se rinde”, realizado en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y llamaron a todos los trabajadores del país a luchar por cambiar la situación económica, logar la recuperación del Estado de Derecho y condiciones electorales que permitan a los ciudadanos expresarse. Estamos llamando a organizar la lucha, a movilizarse, no nos vamos del país, nos quedamos para luchar, indicó el secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros (Futpv), José Bodas.

El líder sindical apuntó que Venezuela atraviesa la “crisis del hambre” y defendió que las personas —que ganan Bs. 350.000— puedan tener calidad de vida. Resaltó las protestas de sectores como los jubilados, los pensionados, los profesores universitarios, el sector eléctrico y telecomunicaciones o de empresas del Estado —como Cantv o Lácteos Los Andes—. Tenemos salarios de hambre y es por esto que los trabajadores están luchando, para no aceptar el hambre que impone el Gobierno.

Acusó al Gobierno de “entregar” la faja petrolífera del Orinoco a empresas chinas, rusas y estadounidenses. No es la intervención extranjera la que va a sacar al Gobierno es este pueblo el que va a derrotarlo.

El representante de los trabajadores de la Salud, Pablo Zambrano, rechazó la escasez de insumos médicos y llamó a los trabajadores y ciudadanos a unirse para “recuperar” al país.

La diáspora también nos tocó, se han ido médicos, enfermeras, se van sin siquiera renunciar y al Gobierno no le importa.

La rectora de la UCV indicó que se debe luchar por el “derecho a elegir”. 

En representación de medios de comunicación estuvo el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), Marco Ruiz, quien destacó los casos de persecución, agresión, interrogatorios y acoso laboral en contra de los trabajadores de la prensa por informar sobre la situación de Venezuela. De esto no salimos individualmente (…) lo importante no es quién anote el gol, sino que gane el equipo.

Destacó que más de un centenar de medios impresos y radioeléctricos han sido cerrados por el Gobierno y que este usa el monopolio del papel prensa y la asignación arbitraria de concesiones para obligar a cerrar a aquellos medios que muestran una posición independiente. Nosotros nos comprometemos a esa dura tarea de luchar contra la censura y las violaciones a los Derechos Humanos.

La rectora de la UCV, Cecilia García Arocha, recordó que esa institución ha defendido la pluralidad, la libertad de pensamiento y la autonomía. Cada vez que alza la voz un estudiante se están construyendo las bases para un mañana, cada vez que alza la voz un profesor se están sembrando valores, cada vez que alza la voz de un trabajador en defensa de su espacio.

La rectora exigió un proceso electoral con condiciones justas y transparentes. Es nuestro deber defender los conceptos de democracia, liderazgo y ciudadanía, porque a partir de ellos podemos reclamar el derecho que tenemos a elegir.

Todas las organizaciones suscribieron un comunicado en el que se considera que “no hay más tiempo” para los integrantes del actual Gobierno, quienes “dilapidaron la fortuna más grande que nos ha dado la renta petrolera” y piden a los distintos sectores de la sociedad unirse para exigir que se abra un “canal humanitario” de medicinas y comida; se implemente una política económica que acabe con la inflación y la escasez, así como la promulgación de políticas educativas y de seguridad ciudadana adecuadas; que los presos políticos sean liberados y se consigan las garantías electorales necesarias para acudir a comicios en los que los ciudadanos manifiesten su opinión.

Es la hora del cambio, del protagonismo del pueblo, del ejercicio libre del derecho al voto (…) Invocamos la rebeldía y el espíritu universitario de la generación de 1928, la que sembró valores democráticos durante la dictadura de Gómez.

Lee también
Víctor Márquez: “Nadie va a naricear al movimiento vecinal, gremial y sindical”

Cambiar el modelo y el gobierno

El rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), S.J. José Virtuoso, tomó la palabra luego de una cálida ovación de los presentes, por ser junto con el profesor de la UCV, Víctor Márquez, el principal promotor de la iniciativa reunida en el Aula Magna.

El sacerdote y académico abogó por un pronto cambio en las condiciones económicas que tienen a 87 % de la población en situación de pobreza de ingresos y a 67 % en pobreza estructural:

Esta situación es producto del modelo de gobierno, de las políticas de Estado que se nos imponen violentando los derechos humanos más fundamentales, de la violación de la Constitución. Es por ello que decimos, desde el dolor profundo del pueblo, necesitamos cambiar de modelo y de gobierno.

Para ello, afirmó Virtuoso, la sociedad civil exige un proceso electoral justo, sin partidos ni candidatos inhabilitados, sin presos políticos y sin los vicios del ventajismo. La iglesia venezolana decide construir esta gesta junto con toda la sociedad venezolana y es la gesta de la unidad nacional en defensa de la vida de los venezolanos. Finalmente, llamó a repetir actos similares de unificación ciudadana en todo el país.

Al evento acudieron familiares de los caídos durante las marchas contra el Gobierno de 2017. 

El presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, afirmó que la caída de la actividad productiva durante 4 años continuos y la crisis humanitaria actual son consecuencia de que un tercio de las empresas que había en Venezuela —desde hace 18 años— fueron expropiadas o cerraron. Las que quedan y aún producen, denunció, son amenazadas y perseguidas. Eso exige un cambio profundo del modelo económico. Todo el empresariado está comprometido en reconstruir el país que todos nos merecemos, afirmó.

El secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), José Elías Torres, calificó a Maduro como “el mayor violador de derechos y organizaciones sindicales” y pidió la solidaridad de la población con los dirigentes sindicales presos o con juicios abiertos por ejercer el derecho a la libertad sindical.

El exmilitante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y politólogo, Nicmer Evans, abogó porque el movimiento cívico que se comienza a construir tenga como objetivo superior “el restablecimiento del Estado de Derecho y de la Constitución”, más allá de la salida de Maduro del poder. Llamó a “extender la mano a aquellos que están secuestrados por el madurismo”.

Neomar Lander —padre del joven fallecido en las marchas de 2017— habló en nombre de los familiares de las víctimas de la represión. “La dictadura nos arrebató un trozo del corazón”, dijo. Sin embargo, afirmó que los familiares de los caídos continuarán alzando sus banderas de justicia y libertad. Lander consideró urgente la reunificación de la familia y el rescate de los valores como pilares para la reconstrucción de la Venezuela democrática.

Lee también
Caraqueños aplauden acuerdo de la sociedad civil para el rescate del país

Articulación social

Raquel Figueroa, coordinadora nacional del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez, se inclinó por la articulación de los sectores sociales a través del impulso de asambleas de ciudadanos. En su intervención señaló que el sector educativo “está dejando de ser un espacio de encuentro social para convertirse en uno de proselitismo político”. A su juicio, el año escolar 2017-2018 ha sido de mayor exclusión desde 1958. Destacó que debido al “proceso de desalarización que enfrentan los docentes”, la diáspora de maestros se ubica en 40 %.

El Movimiento Estudiantil de diferentes casas de estudios recordó a los caídos durante las protestas de 2017 y mostró el compromiso firme de continuar en “los espacios de lucha” para el rescate de la democracia.

“Una generación que ha entendido que el amor por nuestro país puede más que el que hoy nos quiere arrodillar. Entendemos que si estamos unidos tenemos la fuerza para enfrentar a este régimen”, dijo la presidenta de la Federación de Centros Universitarios, Rafaela Requesens. La representante estudiantil hizo un llamado a la unidad nacional y aseguró que la universidad venezolana defenderá los principios democráticos. “Esta generación va a ser la generación del 2018”, aseguró.

Los estudiantes aseguraron que se mantendrán en los “espacios de lucha” contra el Gobierno. 

Por su parte, Carlos Julio Rojas, del Frente Norte de Caracas, destacó la necesidad de una “rebelión popular, constitucional, pacífica y democrática” que permita hacer frente la precariedad que viven los ciudadanos. Llamó a que se conforme un liderazgo que sea capaz de dejar a un lado las diferencias y se agrupe en un solo movimiento.

El hambre y la miseria se apodera de los trabajadores, haciendo que el estudio, la meritocracia y el trabajo honesto parezca perder sentido, pero seguimos en el camino honesto para el ascenso social, afirmó Ángel García, en representación de la Asociación de Profesionales Universitarios en Funciones Administrativas y Técnicas de la UCV.

Fotos: Francisco Bruzco


Participa en la conversación