Desde el pasado mes de febrero el Servicio de Nefrología cuenta con esas medidas que el Estado incumple. Este año dos pacientes fallecieron, decesos que se suman a los 10 de 2017. Además, en este centro asistencial de referencia nacional es persistente el suministro irregular de medicinas e insumos y a los niños solo les están dando arroz y arepas sin relleno.

Caracas. El abogado Carlos Trapani, coordinador general de Cecodap, quien dijo que el J.M. de Los Ríos se convirtió en un hospital pobre para los pobres, señaló que este miércoles solicitaron a la CIDH extender las medidas cautelares a 14 servicios de las 34 especialidades de este centro de referencia nacional.

Las medidas serían para Cardiovascular, Hematología, Neumología, Medicina II y III, Anatomía Patológica, Consulta Externa, Triaje, Neurocirugía, Niño Sano-Pediatría, Medicina Adolescente, Nutrición y Neurología.

Lo hicieron por la falta de atención por parte del Estado en materia de dotación de medicinas e insumos y de mantenimiento de la infraestructura.

Ya el J.M. de Los Ríos goza de medidas cautelares desde febrero de este año, luego de la petición hecha por las organizaciones Prepara Familia y Cecodap el pasado 21 de diciembre de 2017 ante la CIDH, por el suministro irregular de antibióticos y otros medicamentos especializados, lo que generó la muerte de 10 pacientes. Aun con las medias, este año fallecieron dos pacientes por las mismas causas.

El Estado sin responder

El 2 de octubre, Katherine Martínez, directora de Prepara Familia, estuvo ante la CIDH en una reunión de grupo de trabajo, la segunda este año, que tuvo lugar durante el período de sesiones número 169, como parte del seguimiento a la resolución de febrero de este año.

En este encuentro, Martínez, además de consignar un listado de preguntas para ser respondidas por el Estado, representado por el abogado Larry Devoe, entregó un informe detallado de la situación del servicio en materia de infraestructura, medicinas e insumos.

Lee también
Lluvias afectaron áreas internas del J.M. de Los Ríos

Nada alentador fue lo que mostró, pues a pesar de las medidas de protección que se dieron en febrero y que ahora piden se extiendan a 14 servicios, la situación en la atención empeoró.

En esa audiencia citó que no se le ha hecho mantenimiento y desinfección a los tanques de agua que surten el hospital. En la actualidad, dijo, no se ha presentado un informe del Instituto Nacional de Higiene (INH) sobre el tratamiento que se hizo y si se aislaron o no las bacterias que causan los contagios en la unidad de diálisis. En su intervención informó que no se le hizo tratamiento a la planta de osmosis, trabajo que debió hacerse en agosto pasado y que es algo que se tiene programado de manera trimestral y que debe hacerse sin retardo.

Actualmente hay siete niños con bacterias y no hay suministro regular de antibióticos de amplio espectro como vancomicina y meropem.

Tampoco hay catéteres de todas las numeraciones de acuerdo con la edad de los infantes. En ese informe detalló que aún existe el suministro irregular de vacunas, siendo esto un obstáculo que limita el proceso oportuno de vacunación.

Como consecuencia, acotó Martínez, proliferan las enfermedades inmunoprevenibles como sarampión, difteria y tosferina.

Estas enfermedades presentan un riesgo muy alto para los niños de Nefrología por su misma patología. Pero, adicionalmente, faltan reactivos para realizar pruebas de serología a la sangre y para las cirugías. Sin estas pruebas el banco de sangre no puede descartar la presencia de enfermedades como VIH o hepatitis C en las donaciones de sangre”.

Más testigos

A esa reunión también asistieron dos padres de pacientes, quienes con su testimonio ratificaron lo escrito en el informe. Uno de ellos declaró:

Lee también
En CIDH quedó en evidencia violación de derechos fundamentales en Venezuela

“Ya no es solo medicinas. Es todo. Mi hijo Eliander es paciente de Nefrología desde hace nueve años y, de nuevo, estamos hospitalizados en condiciones muy lamentables. Falta de todo, la comida es pésima, los niños adquieren bacterias nosocomiales y el Ministerio de Salud lo que ha hecho es venir y hacer algunas fotos y hablar con algunos padres. Sin embargo, la situación es muy delicada y nosotros no queremos que mueran más niños. Ellos necesitan transfusiones de sangre y cómo se las hacen si no hay serología en el hospital”.

El Dato

Durante el primer semestre de 2018, según Prepara Familia, murieron 34 niños por desnutrición.

Eli Bandres pudo ir, a pesar de tener a su hijo 15 días hospitalizado. Era necesario que los relatores entendieran que, por la suspensión, el 1 de junio de 2017, del Programa de Procura de Trasplantes, su hijo depende de una máquina. Dos veces a la semana debe conectarse, pero, como él mismo dijo, “no hay garantías de mejoras si el hospital no acata las sugerencias que ya en febrero pasado le dio la comisión”.

Lo que recomendaron en esa oportunidad era que el hospital adoptara las medidas necesarias para garantizar la vida, integridad personal y salud de las niñas y niños pacientes del área de Nefrología. En particular, la Comisión consideró que el Estado debía proporcionar tratamiento médico y los procedimientos requeridos y garantizar las condiciones de salubridad y seguridad.

En mayo pasado, cuando se dio la primera reunión de trabajo, se hizo una evaluación de la situación, donde el abogado Devoe se presentó sin fecha ni cronograma ante la gama de solicitudes expuesta por las organizaciones petitorias. En esa oportunidad, la relatoría le dio primer la palabra al representante del Estado y este lo que hizo fue mostrar una foto de la remodelación del servicio de Nefrología. Situación que se repitió en este segundo encuentro.

Lee también
CIDH dictó medida de protección a favor del diputado y preso político Juan Requesens

De nuevo, Martínez, en su audiencia, se refirió a esas deudas pendientes y sumó el hecho de que los pequeños hospitalizados no están recibiendo una alimentación adecuada en cantidad, calidad y diversidad necesarias de acuerdo con su patología. Solo arroz en el almuerzo y la cena y una arepa sin relleno en el desayuno. No hay proteínas en el menú.

Adicionalmente citó que, desde finales de 2017, no hay suministro de fórmulas lácteas ni suplementos nutricionales, y desde abril de este año el Ministerio de Salud suspendió la alimentación a las mamás, mujeres cuidadoras de los pacientes y a médicos residentes.

Otro punto que fue abordado en Colorado fue la migración de médicos y personal de salud. En el área de Nefrología, por ejemplo, actualmente hay capacidad para 10 pacientes; sin embargo, solo se atienden cinco, porque no hay suficiente personal. Martínez destacó que se requieren seis residentes para poder atender los 10 cupos y los 20 cupos para la hemodiálisis, y solo hay dos especialistas e igual número de residentes.

Los comisionados solicitaron al representante del Estado que les consignaran, en un lapso perentorio (15 días), un cronograma de fechas para el cumplimiento de las medidas cautelares y solicitaron que el Estado organizara reuniones con los peticionarios y la directora del hospital y funcionarios del Ministerio de Salud para realizar el seguimiento.

“Seguiremos vigilantes del cumplimiento de los compromisos acordados y de las medidas otorgadas”, dijeron Trapani y Martínez.

Respuesta

En medio de la conferencia, el abogado Larry Devoe hizo un enlace, una videollamada, con la directora del hospital, Nathalia Marthino. De esa conversación salió que este martes 9 se haría la primera reunión. Ni Cecodap ni Prepara Familia han sido notificados aún.

Foto referencial: Angeliana Escalona


Participa en la conversación