Aunque el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, dijo que “en estos momentos no necesitan médicos ni insumos”, vecinos e incluso empresas particulares, motivados por la cantidad de heridos y ante la escasez de medicinas en el país, llevan donativos de gasas, alcohol, agua oxigenada y antibióticos.

Caracas. “En este país donde no hay nada, donde no se consiguen medicamentos, es necesario que seamos solidarios. A mí ese muchacho prendido en llamas me movió de mi casa. Esta mañana me levanté y dije: ‘tengo que ayudar a alguien, tenemos que poner nuestro grano de arena, si ellos están luchando por la justicia, la democracia y la libertad, tenemos que colaborar de alguna manera’. Y aquí estoy con una crema para las quemaduras y suero”, contó Carmen Martínez, vecina de La Urbina.

164 heridos pasaron este miércoles 3 de mayo por los cubículos de Salud Chacao, municipio Chacao, donde la corredera, el desespero, la angustia y el llanto se colaron por los pasillos.

La cifra de lesionados producto de las manifestaciones reprimidas por los cuerpos de seguridad del Estado fue un récord en 34 días de protestas. La guardia de médicos ese día estuvo apretada, pero pudieron sacar uno a uno a los afectados que llegaron con traumatismos, perdigonazos, asfixiados y quemaduras.

Lee también
Dan tiro en el cuello a joven durante protesta en Las Mercedes

La pregunta en tiempo de escasez y desabastecimiento: ¿Hay medicinas e insumos para tanta gente? El alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, en horas del mediodía de este jueves 4 de mayo agradeció en su cuenta de Twitter por la ayuda brindada y ofrecida a Salud Chacao, al tiempo que recalcó que “en estos momentos NO NECESITAMOS más médicos ni insumos”.

No obstante, mientras eso rodaba por la red, gente como Carmen llegó al ambulatorio con sus bolsas en las manos a dar su aporte en medicinas.

Ella con mucha compasión narró que el pasado miércoles vio cómo la tanqueta de la Guardia “con alevosía” aceleró y se llevó por delante a los manifestantes.

“Uno siente que esos son hijos de uno. Yo tengo una hija que está fuera del país, y en tres semanas me voy con ella, pues seré abuela. Pero tengo una diatriba: ir y dejar a mi país así o estar con ella en el momento de su parto. Me entristece esta situación”.

Llegó al puesto asistencial a eso de las 11:00 a. m. y no pudo dejar su donativo, que era específicamente para uno de los dos jóvenes quemados en medio de una protesta realizada por los lados de Altamira.

Sin embargo, no se marchó desalentada sino que se propuso ir hasta el hospital Domingo Luciani en El Llanito y entregar el donativo directamente a los familiares.

“Yo fui a una farmacia a verificar si la crema estaba buena y como vieron que la iba a donar, me la cambiaron por una nueva. Fue un gesto muy amable”, contó.

Cremas para las quemaduras, que no se consiguen en el país con facilidad, llevaron a Salud Chacao.

Sueros, gasas, agua oxigenada, antibióticos e inyectadoras llegaban en bolsas domésticas. Las recibía el personal administrativo que verificaba y anotaba en una lista cada una de las entregas.

La solidaridad en estos tiempos de crisis se impuso, pues no se trataba de insumos usados guardados en casa. La gente llevó productos nuevos.

Llamado a la calma

Ante los llamados de solicitudes de medicamentos para los dos jóvenes que se quemaron durante las protestas de este miércoles en Altamira, la doctora Ana Hernández, jefa del servicio de Cirugía Plástica del hospital Dr. Domingo Luciani, ubicado en El Llanito, informó que no han solicitado medicamentos para los pacientes. Dijo que los familiares de los han recibido ciertas colaboraciones, pero que están nerviosos por las numerosas personas que no conocen que se han acercado al centro asistencial. Agregó que “lo más sensato es que calmen a la gente que si necesitaran algo los mismos familiares pedirán ayuda”. En todo caso quien quiera ofrecer ayuda -dijo la doctora- que se dirija directamente a los familiares de estos pacientes. No quiso dar información sobre el estado de los pacientes. Con información de Norma Rivas.

“Hay que colaborar de alguna manera. Esto es para el país, para esos muchachos que salen a defender la libertad. Es algo que se hace de corazón y que no cuesta nada”, dijo Yamilet León de la Asoriente, asociación de vecinos de Prados del Este, quien indicó que ya está en comunicación con sus vecinos para crear una red de donativos. “Esto es para beneficiar a Venezuela”.

Insumos médicos llegan sin parar al ambulatorio.

Este jueves, la actividad no se detuvo en Salud Chacao. No llegaron heridos de las protestas en horas de la mañana. Los médicos con sus batas verdes pasaban consultas de pacientes de varias partes de la ciudad. Todo parecía volver a la “normalidad”, aunque en el ambiente persistía un olor similar al vinagre. Particulares entraban con bolsas y salían con caras de satisfacción, luego de cumplir una acción solidaria.

Una aparente calma se observó en el dispensario.

Fotos y video: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación