«Su trabajo ha sido salvar vidas y hoy el régimen lo tiene preso»

Al médico Carmelo Gallardo, internista y hematólogo, lo detuvo el Sebin el 30 de abril en la avenida Bermúdez de Maracay, cuando participaba en las concentraciones convocadas en esa fecha. El Tribunal 7° de control le imputó tres delitos y ordenó su reclusión en la cárcel de Alayón, junto con su colega Gabriel Flores, médico rural en la población de Palo Negro, detenido también en Maracay.

Maracay. Luego de permanecer por tres días recluido en el cuartel Páez en Maracay, este jueves en la noche el médico internista y hematólogo, Carmelo Gallardo, fue llevado hasta los tribunales del estado Aragua, donde la Juez 7° de control, Yasdeise del Valle Herrera, le imputó los delitos de resistencia a la autoridad, obstrucción de la vía pública e instigación pública y ordenó su privativa de libertad dentro del Centro de Atención al Detenido Alayón, ubicado en Maracay.

El médico, quien además es el jefe del Banco de Sangre del Hospital Central de Maracay (HCM), participaba de las concentraciones convocadas el pasado 30 de abril, cuando una comisión del Sebin lo detuvo en la avenida Bermúdez de Maracay. Otros 10 médicos fueron detenidos ese día en todo el país, según denunció la ONG Médicos Unidos de Venezuela.

Gallardo, quien ya cuenta con 16 años de servicio en el principal centro asistencial de Aragua, es además el presidente de la Sociedad de Médicos Adjuntos del HCM. Egresado de la Universidad de Carabobo, profesor de pregrado y postgrado de Medicina Interna en el hospital, es padre de dos niños que, en este momento de su reclusión, han quedado al cuido de sus ya ancianos padres. El médico es el sustento y soporte económico de la familia.

Su esposa, como millones de venezolanos, emigró. Así que Gallardo muchas veces se ha visto obligado a llevar al más pequeño de sus hijos hasta el hospital, mientras él cumple con su jornada laboral, pues no tiene quien se lo cuide.

Recorre en bicicleta 24 kilómetros de ida y vuelta, desde santa Rita, municipio Francisco Linares Alcántara, en donde reside, hasta el hospital en Maracay. Cuando se le ha dañado el vehículo, camina. Pero jamás ha faltado a su responsabilidad como médico internista y hematólogo, aseguran sus compañeros de labores.

De su calidad humana y compromiso ético y profesional dan cuenta sus amigos, estudiantes y sus colegas. Adriana Rodríguez, médico también y amiga de Gallardo, lo describe como un  hijo y padre ejemplar.

Es hijo único y no deja de trabajar ni un día porque debe llevar comida y medicinas a sus papás, a pesar de que el sueldo nunca le alcanza. Aún así, jamás ha dejado de atender a sus pacientes, especialmente a los hematológicos y a los pacientes pediátricos con cáncer. Por eso y más, Carmelo debe estar en libertad«.

El jefe del servicio de Hematología del HCM, doctor Melvin Trujillo, se sumó a las muestras de apoyo y solidaridad, como superior directo de Gallardo.

Si algún delito había que imputarle al doctor Gallardo ha sido el de denunciar la realidad que padece el sector salud de la región. Él no ha cometido ninguna falta y de su entrega y abnegación a los pacientes hay fe pública«.

Gallardo siempre ha denunciado públicamente la grave crisis que atraviesa el sector salud y particularmente el HCM. Pese a las advertencias de sus colegas para que no se expusiera tanto ante los medios, no cesó en su afán. Muchas veces los periodistas lo entrevistaban en sitios distintos al hospital o en las afueras muy retiradas del centro asistencial, pues sabía que sus denuncias podían ocasionar agresiones en su contra o a los reporteros.

Lee también
Sin reactivos el banco de sangre del Hospital Central de Maracay

La carencia de insumos dentro del banco de sangre del HCM ha sido su reclamo permanente, pues alega que la sangre es vida. Por ello, no era extraño encontrarlo en alguna esquina, una calle o avenida de Maracay, pegando carteles que él mismo elaboraba como parte de las campañas de donación de sangre.

Foto: Archivo

Él solo ha hecho lo que cualquier médico comprometido y responsable haría. Cuando lo conocí en el HCM, había donado 3 computadoras para que los niños pacientes con leucemia se entretuvieran mientras esperaban la consulta. Su trabajo ha sido salvar vidas y hoy el régimen lo tiene preso«.

Así lo recuerda el médico pediatra Alejandro Crespo, miembro de la ONG Médicos Unidos de Venezuela, capítulo Aragua.

Conocido el traslado del doctor Gallardo desde el Cuartel Páez hasta la cárcel de Alayón, el gremio médico de la región hizo un contundente pronunciamiento para rechazar su detención y exigir su libertad.

«Solo ha ejercido su derecho constitucional a la protesta y eso no es ningún delito», señala el pediatra Feder Alvarez, exdirectivo del Colegio Médico de Aragua.

La asamblea de médicos de Aragua acordó medidas de protesta por las detenciones. Foto: Gregoria Díaz

Desde el gremio también ha habido respaldo a otro joven médico igualmente detenido el pasado 30 de abril, en la urbanización San Jacinto de Maracay. Se trata del médico rural en la población de Palo Negro, municipio Libertador, Gabriel Flores, egresado de la Universidad Rómulo Gallegos, quien fue imputado con los mismos delitos que se atribuyen a Gallardo, por el mismo tribunal.

El respaldo del gremio médico aragüeño para con ambos médicos se traducirá, luego de celebrada una asamblea general de especialistas y residentes del HCM y directiva del colegio, en la paralización de aquellas actividades no prioritarias dentro de los centros asistenciales y la protesta cívica y activa en la calle y en los hospitales, para exigir la libertad del jefe del banco de sangre del HCM y de Flores.


Participa en la conversación