Según el testimonio de Yordelis Morales, el ajuste de precios resultó un desastre: mayor inflación y desabastecimiento. Manifiesta que no consigue carne de res para llevar a su casa y considera que luego de la reconversión monetaria, la escasez de carne y pollo en el Mercado Municipal de Guaicapuro y La Candelaria se volvió “normal”.

Caracas. Mediante la providencia administrativa N.º 319/2018, publicada en su página web, la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socieconómicos (Sundde) informó los precios máximos de venta al público (PMVP) de la carne de bovino y sus distintos tipos de cortes, en concordancia con la Ley Constitucional de Precios Acordados promulgada hace una semana.

El texto especifica como monto límite 90 bolívares soberanos por kilo de pulpa negra y ganso, siendo este el precio enunciado en la primera lista divulgada en la Gaceta Oficial N.º 6397. Por su parte, cortes como el solomo abierto, pecho, pescuezo, paleta, falda y los recortes de res tendrán un costo final máximo de Bs. S. 85.

La costilla de res y el lagarto resultan ser los más económicos de la lista (80 bolívares soberanos por cada 1000 gramos). La Sundde especifica en la resolución que tanto mataderos como productores o importadores deberán apegarse a la normativa, sin embargo, no hacen referencia a alguna regulación en el costo de importación o producción de la carne de bovino.

Sundde decretó precios máximos y escasez prolongada

En el centro de Caracas las carnicerías quedaron para vender condimentos, salsas y pastas de tomate en las vidrieras de fondo. Las vitrinas de los frigoríficos están vacías. En algunos locales se ofrecen salchichas, chuleta ahumada y pernil, pero nada más.

Lee también
Estación del Metro Palo Verde estará cerrada durante nueve horas este sábado

Desde que Nicolás Maduro y su tren ministerial anunciaran la puesta en marcha de un “plan de recuperación económica”, los comercaintes advirtieron que las regulaciones de precios para la carne estarían en la agenda política. Desde junio, el Ejecutivo emprendió el Plan 50 para controlar la venta de los productos “esenciales” de la canasta familiar y este 22 de agosto publicó los primeros 25 rubros.

Un comerciante de la Av. Lecuna cuenta que desde el 14 de agosto sus proveedores no le han despachado mercancía. A su juicio, están esperando a que se estabilice su precio. La medida se extiende a los mataderos, distribuidoras y comerciantes.

Venta de Pollo regulado en Caracas, Bellas Artes.

Según el testimonio de Yordelis Morales, el ajuste de precios resultó un desastre: mayor inflación y desabastecimiento. Manifiesta que no consigue carne de res para llevar a su casa y considera que luego de la reconversión monetaria, la escasez de carne y pollo en el Mercado Municipal de Guaicapuro y La Candelaria se volvió “normal”.

No obstante, en Caracas se pudo observar que algunos furgones refrigerados vendían pollo directamente al público en las aceras. El precio oscilaba en Bs. S. 78,00 por kilo y coincidía con lo fijado en la lista de precios acordados, pero Milagros Gutierrez denunció que el precio del producto incluía el peso del agua.

Escasez de pollo
Milagros Gutierrez denunció que el precio del producto incluia el peso del agua. Caracas, Parque Central.

Por su parte, algunos comerciantes han denunciado que las regulaciones les generan pérdidas económicas puesto que los precios “acordados” están por debajo de las facturas que ellos cancelan y, en otros casos, los márgenes de ganancia permitidos por la Sundde no son significativos respecto a los costos operativos: bolsas, pago de nómina, alquieres, limpieza, entre otros.

Lee también
Escuelas de Fe y Alegría suman esfuerzos para aliviar el hambre en Petare y la Cota 905

Fotos: Reymar Reyes M | Luis Miguel Cáceres


Participa en la conversación