Con este portal, dirigido por siete jóvenes waraos, la noticia dio un giro de 180°, pues la página llegó en el momento álgido de la crisis social y económica del país, y cuando por los medios tradicionales ya pasaba el temido sesgo informativo. Ahora son la voz y oídos de Tucupita.

Caracas. Estar informado en Tucupita, ciudad ubicada en Delta Amacuro, es toda una odisea. Aunque el espacio derrocha historias, para el ciudadano común y corriente es muy cuesta arriba que sus problemas diarios se difundan. En ese municipio solo hay dos periódicos y 12 radios. Hasta hace dos años no había alcance de las noticias por la vía digital.

Pero con el portal Tane Tanae, dirigido por siete jóvenes waraos, la noticia dio un giro de 180°, pues la página llegó en el momento álgido de la crisis social y económica del país y justo cuando por los medios tradicionales ya pasaba el temido sesgo informativo.

Amador Medina, editor de la página, fue quien tuvo la idea de sacar el portal. Trabajaba en la radio Fe y Alegría del municipio pero en ese medio no podían tener patrocinantes y, en aras de ser un emprendedor en tierra indígena, echó mano del talento comunicador en la región.

Lee también
Desde su casa produce una radio web para exaltar el talento nacional

“¿Qué tal si creo un medio digital para dar a conocer las noticias de Tucupita?”, se preguntó hace dos años y no tardó en buscar respuesta. Sin ser comunicar social, desde los 18 ejercía el oficio en la radio. Ahora, con 26 años a cuestas, pensó que acumulaba experiencia para lanzar al ruedo la ambiciosa propuesta, que desde que vio luz pública trilló en los oídos de la gobernadora de tendencia oficialista Lizeta Hernández.

Tane Tanae dio sus primeros pasos con dos personas. Ya son siete los waraos —dos de ellos graduados— que tejen los hechos de Tucupita: el hambre, la escasez de agua, la indigencia, el desempleo, la falta de vivienda, el desabastecimiento de medicinas, entre otros.

Por contar estas denuncias nos cortaron la luz tres veces. Eso es para evitar que trabajemos en momentos coyunturales. Una vez fue cuando vino Henry Falcón y estábamos transmitiendo en vivo; cuando hicimos la cobertura de los saqueos y, más recientemente —luego del 19 de abril—, el día del plantón convocado por la Mesa de la Unidad Democrática.

También se han enterado por medio de amigos que se ha intentado vulnerar la página con crackers —personas que rompen o vulneran algún sistema de seguridad y ejercen ediciones desautorizadas.

“Nos mandan robots para que simulen la cantidad de visitantes, y a Francisco Pérez lo han citado tres veces por noticias que publicamos. Igual seguimos trabajando y nos llena de satisfacción, definitivamente, pues Tucupita no tenía ningún medio de comunicación digital para penetrar tanto en el pueblo, en el buen sentido”, sostuvo Medina.

Lee también
Evelyn Martínez lleva por las venas la labor social

Tane Tanae en redes

6000 seguidores en Twitter

8000 en Facebook

2000 en Instagram

Y los resultados son alentadores. Para ser un municipio con poca cobertura de Internet, el rumor se esparció rápidamente de boca en boca y todos se enteraron de la existencia del medio, “pues es un periodismo hecho en casa”.

En Tane Tanae el insumo es propio: usan 1 solo teléfono inteligente, con el que graban sonidos, videos, toman fotos y hacen transmisiones en vivo. En la oficina, un espacio pequeño que funciona en el mismo edificio donde está Fe y Alegría, tienen 2 computadoras. “Todo es insumo propio y cada día estamos más comprometidos a seguir en el aire y siendo la voz y los oídos de Tucupita”.

Foto cortesía: Amador Medina



Participa en la conversación