A diferencia de meses anteriores, los productos de limpieza se pueden conseguir fácilmente en los anaqueles, pero los precios son tan elevados que los venezolanos deben pensarlo dos veces antes de hacer la compra.

Caracas. Debido a los constantes incrementos en todos los productos, la capacidad de adquisición de los venezolanos ha mermado considerablemente. Además de complicarse la compra de rubros básicos, también cuesta adquirir los productos de limpieza, cuyos precios están por las nubes a menos que se consigan regulados, lo que cada vez ocurre menos según los compradores.

Betania Muñoz es una maestra de primaria y ama de casa que vive en La Candelaria, comentó que para ella el producto más difícil de conseguir es el jabón en polvo. Si tengo suerte, lo puedo cazar en el supermercado pero a veces lo venden por número de cédula porque es un producto regulado, si no me toca comprar el importado que es muchísimo más caro, pero el jabón es necesario.

Otros productos como el jabón azul, el suavizante para ropa, cloro y lavaplatos no son difíciles de encontrar actualmente, pero sus elevados precios hacen que los compradores se lo piensen dos veces.

Una barra de jabón no baja de los 5000 bolívares, un envase de suavizante de cualquier marca mínimo está en 12.000 bolívares, el cloro y lavaplatos se consiguen a partir de 3000 bolívares cada uno.

Otros productos usuales como el limpiador de pocetas Mas, Diablo Rojo para destapar cañerías y limpiadores multiusos tienen precios que superan los 7000 bolívares. Costos que no todos están dispuestos a pagar por lo que los anaqueles no se agotan. Maritza Maestre aseguró que la gente está más preocupada por comer que por mantener el hogar limpio.

Lee también
FMI le solicitó al BCV cifras del primer trimestre de 2017

En mi caso hago de todo con jabón en polvo. Lo uso para lavar los pisos, la ropa, los platos y el baño, ya que no me alcanza para estar comprando otros productos porque yo soy sola con dos niños, no me puedo permitir estar comprado otras cosas que no sean comida, dijo Maritza.

Foto: Omar Villafañe.



Participa en la conversación