“Tengo un niño de tres años y, por él, no quiero ser cómplice de esto”

volvieron a las calles

Los enfermeros volvieron a las calles. Protestaron frente al IVSS de Altagracia, en el centro de Caracas. Participaron profesionales de Carabobo, Aragua, Vargas, Miranda, Lara y el Distrito Capital. Exigieron un salario digno calculado en dólares: 400 para los TSU y 500 para los licenciados. Rechazaron el acoso y el amedrentamiento del que son víctimas solo por protestar.

Caracas. La semana pasada un licenciado en Enfermería vio morir a un niño de 13 años en la sala de Emergencias del hospital Domingo Luciani, en Petare, estado Miranda.

“Llegó delicadito, es verdad, pero tampoco teníamos las condiciones para atenderlo. Aunque no es propiamente mi trabajo, apliqué el procedimiento de reanimación cardiopulmonar, dando respiración boca a boca… le dio un paro cardiorespiratorio… no pudimos hacer nada más”, narró el enfermero.

“Yo tengo un niño de tres años y [por él] no quiero ser cómplice de esto que estamos viviendo. Por eso protesto. Mira, uno recibe gente de distintos lugares, en su mayoría personas muy humildes, y cuando le pones una mano en el hombro te das cuenta de como la gente siente alivio, pero lamentablemente no podemos dar una atención de calidad porque no tenemos cómo”, explicó el licenciado, cuya identidad se mantiene en resguardo por seguridad.

Salarios dignos calculados en dólares

El enfermero, junto con decenas de profesionales de su gremio, protestó este miércoles, 14 de agosto, frente a la sede del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), en la parroquia Altagracia, centro de Caracas. Exigieron una vez más salarios dignos calculados en dólares y rechazaron las acciones de amedrentamiento y acoso que el personal directivo y administrativo de los hospitales mantiene contra los trabajadores de la salud.

Lee también
Caracas cumplió y el Olímpico se vistió de vinotinto

volvieron a las calles

Los funcionaros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) apostados alrededor del IVSS no fueron impedimento para que enfermeras y enfermeros activos y jubilados de los estados Carabobo, Aragua, Miranda, Vargas, Lara y el Distrito Capital se sumaran a la protesta pacífica.

Ramón Agüero, vicepresidente de la Federación de Colegios de Enfermería de Venezuela, informó que este miércoles consignaron documentos ante el IVSS, ante la Vicepresidencia de la República y ante la Defensoría del Pueblo.

Reclamos ante el IVSS, la Vicepresidencia y la Defensoría

“Estamos introduciendo un documento ante el Seguro Social denunciando y rechazando la falta de respeto y la violación de los derechos de los trabajadores de la salud por parte de los directivos y representantes del IVSS, quienes abren procesos administrativos violando el debido proceso”, sostuvo Agüero, quien una vez más alertó sobre casos de despido, amonestaciones y amenazas contra los trabajadores solo por reclamar sus derechos.

El documento introducido ante la Vicepresidencia de la República reclama un salario digno calculado en dólares. La licenciada Yenny Montilla, subtesorera del Colegio de Enfermería del estado Miranda, explicó que la propuesta salarial consiste en llevar el salario de un Técnico Superior Universitario a 400 dólares, y el de un Licenciado en Enfermería a 500 dólares.

volvieron a las calles
Los manifestantes llevaron en pancartas la propuesta salarial calculada en dólares.

Ante la Defensoría del Pueblo, los enfermeros y enfermeras consignaron un documento de reclamo por la inacción de este organismo ante todas las denuncias de violación de derechos fundamentales que se han venido haciendo en contra de los pacientes y también en contra de los trabajadores.

“Se ha denunciado la falta de insumos, la falta de recursos, las condiciones en que están los hospitales, las amenazas contra los trabajadores, los despidos injustificados y la Defensoría guarda silencio”, acotó Agüero.

Lee también
Personas con discapacidad en Carabobo exigen que se respete el derecho a la salud y a la movilización
Acosados por protestar

Heglys Bravo, enfermera del Domingo Luciani y miembro de la Federación de Colegios de Enfermería, explicó que actualmente se le abrió un proceso administrativo solo por defender los derechos de los trabajadores.

“Supuestamente, el proceso se abre por haber sido grosera con uno de los directivos del hospital, es falso, todo es por ser delegada gremial”, afirmó.

Una denuncia similar hizo Elda Jiménez, presidenta del Colegio de Enfermería del estado Lara. “En el estado han despedido a 14 enfermeras como amedrentamiento contra el gremio. Hay acoso laboral contra todos los trabajadores que se atreven a manifestarse en contra de este régimen”.

volvieron a las calles

Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Profesionales de la Enfermería del Distrito Capital, alertó sobre el riesgo que corren los trabajadores. “La crisis en el sector salud pone en peligro la vida de los pacientes, pero también de los trabajadores, pues no existen las condiciones mínimas para hacer el trabajo”.

Más del 40 % de los profesionales del sector salud han decidido dedicarse a otras labores o irse del país. Corremos el riesgo de quedarnos sin profesionales de la Enfermería en los hospitales, pues los enfermeros y enfermeras no somos esclavos del siglo XXI, apuntó Contreras.

Los profesionales de la Enfermería, quienes mantuvieron la acción de protesta a pesar de la lluvia, aseguraron que continuarán con la agenda de calle en Caracas y en distintos estados del país, pues aunque muchos han emigrado y la diáspora de colegas los recarga de trabajo, manifiestan que no quieren dejar Venezuela.


Participa en la conversación