De 11 camas apenas 3 están operativas. No hay ventiladores mecánicos y desde hace seis meses el área no cuenta con aire acondicionado. La emergencia pediátrica está en similares condiciones.

Maracay. “Digan la verdad, no sean mentirosos y dejen de hacerle daño a los usuarios”, es la exigencia que el personal de Enfermería del Hospital Central de Maracay (HCM) le hace al gobernador de Aragua, Rodolfo Marco Torres, y al director de Corposalud, Juan Dávila, luego de que el pasado viernes se anunciara la reinauguración de 11 quirófanos en el HCM y que, a decir de la presidenta del Colegio de Enfermeras de la región, Yessica Vidal, se trató de una pantomima oficial.

Una vez más, las enfermeras del principal centro asistencial de la entidad se alzaron en protesta. Debieron hacerlo a las afueras del hospital para evitar que los periodistas fueran desalojados del área, como ha ocurrido en otras ocasiones. Desde allí, Vidal señaló que los quirófanos —reinaugurados el pasado 6 de abril— amanecieron sin los equipos de electrocauterio que se utilizan para cauterizar y sellar vasos sanguíneos en intervenciones quirúrgicas, para extirpar tejidos dañinos o indeseados y reducir o detener el sangrado durante una cirugía o luego de una lesión. 

Cada quirófano —explicó Vidal— requiere un equipo de electrocauterio. Pero luego de tres días de reinaugurados los 11 quirófanos que anunció el gobernador, apenas un electrocauterio está en uso.

Otra de las dudas que expusieron las enfermeras del HCM es por qué el Ministerio de Salud y la Gobernación de Aragua no dicen ni hacen nada por rehabilitar la Unidad de Terapia Intensiva del hospital, que está ubicada justo al lado de los quirófanos reinaugurados. Esa área de vital importancia desde hace seis meses se encuentra sin ventiladores mecánicos, sin aires acondicionados y con apenas 3 camas operativas de las 11 que deberían funcionar.

Terapia intensiva está totalmente desmantelada y constituye un peligro para pacientes y personal médico, pues existe un cruce de bacterias que pone en riesgo la ya comprometida salud de los hospitalizados. Son infrahumanas las condiciones en las que permanecen en esa área”.

La situación, a decir de la presidenta del Colegio de enfermeras de Aragua, es similar en la emergencia pediátrica, donde reina el hacinamiento y las madres de los niños hospitalizados deben utilizar cartones para ventilar a los menores, porque el espacio tampoco cuenta con aire acondicionado, al igual que la mayoría de las áreas del HCM.

Lee también
Aragua se queda sin médicos y sin enfermeras

Para las enfermeras, resulta contradictorio que mientras se anuncia con bombos y platillos una reinauguración de pabellones, el Hospital Central de Maracay no cuenta con insumos ni equipos para atender a los miles de pacientes que acuden diariamente y mucho menos posee las condiciones óptimas para que el personal de salud labore sin limitaciones y riesgos.

El gobernador Rodolfo Marco Torres junto con Juan Dávila, director de Corposalud Aragua, hicieron pública la reinauguración de 11 quirófanos en el HCM en un área de 650 metros cuadrados con una inversión de Bs. 151.773.425 que incluye equipamiento de alta tecnología, como 4 equipos de neurocirugía y traumatología, equipos de imagenología, laparoscopia, de cistoscopia, artroscopia y además de 13 nuevas camas, que a juicio del director del HCM, Javier Moya, “aumentarán el numero de cirugías en más de 50 % y estarán disponibles para el plan quirúrgico nacional y otras eventualidades en usuarios del servicio hospitalario regional”.

Fotos: Cortesía


Participa en la conversación