Toma del rectorado mantiene paralización de todas las actividades en la Universidad de Oriente

universidad de oriente

Bachilleres tomaron nuevamente las calles de la zona norte de Anzoátegui para rechazar la toma del rectorado en la ciudad de Cumaná, acción que mantiene a la UDO en un limbo.

Barcelona. 800 estudiantes con acto de grado suspendido, inscripciones en veremos, pago de quincenas en el limbo y un semestre, que ha sufrido modificaciones en el camino, sin fecha de culminación, son las consecuencias de la toma del rectorado de la Universidad de Oriente (UDO), sede Cumaná por parte de supuestos estudiantes militantes del oficialismo.

María Teresa Lattuca, decana del núcleo Anzoátegui, sostuvo que «el secuestro del rectorado» ha detenido toda la vida de la universidad, puesto que el cerebro operativo del alma máter se encuentra en la capital de Sucre.

«Todos los núcleos (Anzoátegui, Bolívar y Nueva Esparta) además de las extensiones se encuentran de manos atadas porque desde el rectorado es donde se coordinan todas las acciones. Aquí en Anzoátegui el acto de grado que estaba pautado para el 9 de mayo, y en el cual tienen previsto graduarse 800 bachilleres fue suspendido, no se pueden ni cargar las notas en el sistema. La universidad fue tomada por un pequeño grupo de personas que no tienen nada que ver con ella», indicó.

Tirso García, miembro de la Asociación de Profesores de la UDO (Apudo) indicó que desde el gremio docente exigen a los tomistas abandonar las instalaciones de la casa de estudios.

«Aquí está la comunidad universitaria rechazando esta acción de un pequeño grupo de personas, las autoridades rectorales no están allí porque quieren, ellos fueron elegidos y no se han renovado porque el Consejo Nacional Electoral y el TSJ han suspendido las elecciones, las transformaciones deben venir desde la universidad, no deben ser impuestas y nosotros lucharemos para defender la autonomía universitaria», dijo.

Lee también
Desvalijaron la Escuela de Ciencias Administrativas de la UDO en Anzoátegui

José Figueredo, estudiante de Medicina y dirigente estudiantil, sostiene que  «el régimen de Nicolás Maduro pretende convertir, no solo a la UDO, sino al resto de las casas de estudio en Bolivarianas, acción que rechazan de manera categórica».

Esto que pretenden hacer no es solo un golpe a la Universidad de Oriente, sino también al resto de las universidades del país, nosotros como estudiantes somos autónomos para decidir lo que queremos y aquí estamos para defender nuestra universidad, esto es un golpe a la educación del país y no lo vamos a permitir», aseguró Figueredo.

La concentración acabó al mediodía con la entonación del himno nacional y con el compromiso de seguir las acciones de protesta este jueves en la entrada del campus universitario, ubicado en la vía Alterna de Barcelona.

Foto: José Camacho

Participa en la conversación