Trabajadores anzoatiguenses, además de sueldos dignos, ahora exigen la salida de Maduro

Durante una protesta que duró poco más de cuatro horas, trabajadores del sector salud, Pdvsa, Vencemos y de la Universidad de Oriente, indicaron que la lucha evolucionó y ya no se trata de ver quiénes ganan un mejor salario, sino de batallar por terminar la decadencia a la que, indicaron, el actual Gobierno está sometiendo a Venezuela.

Barcelona. “Por culpa del Gobierno estamos en la calle”. Bajo esa consigna, trabajadores del sector salud, Pdvsa, Vencemos y de la Universidad de Oriente tomaron la vía alterna de Barcelona para reclamar ya no solo por salarios, sino por la salida de Nicolás Maduro de la presidencia de la República.

Con una manifestación que arrancó a las 8:00 de la mañana y culminó pasado el mediodía, los trabajadores instaron a la colectividad a unirse, el próximo jueves 27 de noviembre, a una gran jornada de protesta nacional que, en Anzoátegui, tendrá su punto de concentración en el sector Guaraguao de Puerto La Cruz.

La protesta forma parte de la radicalización del conflicto que el llamado Frente Intergremial Sindical anunció, luego de un acto realizado la semana pasada en la Universidad Central de Venezuela.

Y vaya si los cuerpos de seguridad tomaron en serio lo de la radicalización; La protesta estuvo acompañada en todo momento por un contingente de la Guardia Nacional Bolivariana, que llegó a la misma argumentando que la mencionada avenida es una arteria vial estratégica para la comunicación entre los estados Sucre, Anzoátegui, Bolívar y Monagas.

Juan Martínez, miembro de la Futpv y trabajador de Petrocedeño, sostuvo que el conflicto que empezó por la imposición del salario de Bs. S. 1800 evolucionó y ahora va más allá. La lucha, ahora, es por arrancar un sistema que, afirma, los condenó al hambre y la muerte.

Ninguno de los trabajadores que está aquí está conforme con su salario, pero ya eso no es todo, el país está en decadencia. Estamos aquí protestando y ya he perdido la cuenta de la cantidad de perreras que han pasado llevando a la gente como si fuera ganado porque el transporte público está prácticamente acabado. Nosotros como sociedad no merecemos esto, por eso todos tenemos que salir a manifestar, porque solos no podemos, pero unidos sí”, sostuvo.

Ignacio Díaz, secretario de Sintraudo, refirió que tomaron la decisión de salir a la calle no solo por los sueldos, sino también por el estado actual en que se encuentra la universidad.

“No puede ser que los muchachos se preparen en un ambiente como este. La infraestructura de la universidad está prácticamente en el suelo. No contamos con un presupuesto ni para investigar absolutamente nada, y nuestros sueldos se fueron por un barranco, nuestra contratación colectiva fue borrada de un plumazo y ni señas de que nos la reconozcan. A este Gobierno que se dice obrerista le quedó bien grande la palabra y por eso debe salir”, refirió Díaz.

A los conductores pareció importarles poco la megatranca que se formó en ambos sentidos de la vía debido a la manifestación. Muchos indicaron estar de acuerdo con la medida ante la situación del país.

Lee también
Marcia Silva: "Tenemos mucho por hacer en Puerto La Cruz"

Uno de esos conductores fue Pablo Rivas, quien indicó:

“Ya la situación es inaguantable, quién puede sobrevivir con 900 bolívares soberanos quincenales. Eso fue lo que cobré ayer y apenas me alcanzó para una sardina, un pedacito de queso, una cebolla y dos tomates. No es justo que estemos en esta situación, vamos a la calle”.

Dirigentes sostuvieron que la concentración de Guaraguao llegará a un punto el cual será anunciado ese día, y la misma forma parte de una serie de manifestaciones que se realizarán en todo el país en rechazo al programa económico que el Gobierno implementó desde agosto pasado.


Participa en la conversación