Trabajadores de empresas básicas peregrinan de clínica en clínica por suspensión de HCM

trabajadores de empresas básicas

Los trabajadores de Sidor y Alcalsa son ruleteados en las clínicas por el imcumplimiento de las empresas básicas del seguro HCM.

Bolívar. No es la primera vez que trabajadores de las empresas básicas se enfrentan al incumplimiento del beneficio del HCM. En las últimas semanas son varios los casos reportados de fallecimientos o de empleados o jubilados que terminan en hospitales después de ser rechazados en las clínicas.

Carlos Ramírez, trabajador de Sidor, acudió a por lo menos tres clínicas en San Félix. Su esposa sufrió una subida de tensión, se le durmió parte del brazo y la cara, y necesitaba atención médica de emergencia. En la clínica Manuel Piar empezó el peregrinaje.

No cuenta con vehículo propio y junto con su esposa se trasladaron en autobús, ya que su salario no alcanza para los gastos de un taxi. En el servicio de emergencias de HCM de Sidor le dijeron que fuera a la clínica Manuel Piar, que allí tenían convenio, pero no fue así.

Se trasladó a la Clínica Humana y tampoco recibió atención, solo medición de tensión. Una llamada más y lo mandaron a la Clínica Neverí que allí sí tenían convenio. Una vez más fueron rechazados porque Sidor tiene tiempo sin pagar el seguro.

«Le mandé un mensaje al director de Talento Humano de Sidor y le dije que me iba para mi casa, con Dios y la Virgen. Que en la casa tenía una mata de catuche y yo le iba a dar guarapo de catuche a mi esposa, y con eso es que se ha mantenido», contó Ramírez.

Trabajadores de las empresas básicas de Guayana han intensificado sus denuncias por la falta de HCM. Y es que, desde hace un año, con la aniquilación de los contratos colectivos, perdieron casi todos sus beneficios.

Lee también
Con bajos salarios y condiciones esclavistas trabajadores operan instalaciones de Pdvsa en Anzoátegui

Henry Arias, dirigente sindical de Alcasa, relató lo que padeció con su suegro.

«Mi cuñado también trabaja en Alcasa y tiene al papá en el seguro. Estaba trabajando con un esmeril, se partió el disco y casi le corta la pierna. Ese señor se iba a morir desangrado con el peloteo en las clínicas», afirmó.

Con su mamá, Arias padece frecuentemente los rebotes en las clínicas. «A mi mamá no le funciona el hígado, necesita albúmina humana y hay que estarla drenando porque se hincha. Es un problema cuando hay que drenarla porque no la reciben».

No morirse un fin de semana

Además de la falta de HCM, el servicio funerario tampoco lo reciben. Para los trabajadores, se trata de otra penuria en la que prácticamente ruegan que un familiar no muera un fin de semana, porque los trámites se complican aún más.

Si es un fin de semana es más crítico, porque debes buscar dinero para llevarlo a Profamilia a que te resguarden el cadáver hasta el lunes o martes que lo puedas enterrar. Rogamos a Dios que un familiar no se nos muera un sábado o un domingo porque no lo podemos enterrar», manifestó Ramírez.

Arias denunció que los guayaneses hacen cola para poder enterrar a sus familiares o conseguir una urna.


Participa en la conversación