El 20 de diciembre de 2017 la ANC tomó la decisión de eliminar la Alcaldía Metropolitana y la Alcaldía del Alto Apure. Desde entonces todas sus dependencias están acéfalas, aun cuando en el decreto de cese de funciones, el gobierno se comprometió a que asumiría de forma provisional todos los pagos.

Caracas. Este jueves los trabajadores de la extinta alcaldía Metropolitana se presentaron en el edificio Centro Financiero Latino, en la avenida Urdaneta, para reclamar el pago de sus pasivos laborales. La última vez que cobraron fue en enero pasado. La mayoría recibió un promedio de 200.000 bolívares entre sueldo básico y bono de alimentación. Ahora no reciben ni las ayudas escolares ni el pago para las guarderías.

La Asamblea Nacional Constituyente, ANC, anunció el 20 de diciembre de 2017 su decisión de eliminar la Alcaldía Metropolitana y la Alcaldía del Alto Apure.

Luego el 27 de ese mismo mes se publicado el decreto número 41.308, mediante el cual “se suprime y ordena la liquidación la Alcaldía Metropolitana, el Cabildo Metropolitano y la Contraloría Metropolitana de Caracas y el Distrito del Alto Apure, todas estas del Área Metropolitana de Caracas y del Distrito del Alto Apure, sus órganos y entes adscritos…”.

En el mismo decreto se nombraron juntas liquidadoras, cada una conformada por un presidente y cuatro integrantes principales con sus suplentes, ambas adscritas a la Vicepresidencia de la República.

Asimismo, establece que “el Ejecutivo nacional asumirá de forma provisional y transitoria los pagos, gestiones administrativas y potestades laborales y funcionariales relativas a su personal, hasta tanto culmine el proceso de liquidación preservando las condiciones laborales del personal.”

Lee también
Ministerio Público ha procesado a 463 funcionarios policiales por extorsión y secuestro

Pero, según Eladio Mata, del sindicato de Obreros de la Alcaldía Metropolitana, nada de esos pagos se han materializado. Siguen cobrando  65.000 bolívares mensuales, desde mayo de 2017.

Esta dependencia pagaba los sueldos en función de su presupuesto. Cuando decretaron el ajuste del 1 de mayo de 2017, los concejales en la cámara solicitaron un crédito adicional para que se honrara ese aumento. “Luego ocurre que el presidente Nicolás Maduro hace otros incrementos, para los cuales solicitaron nuevos créditos adicionales que no se llegaron a aprobar. En consecuencia, quedamos cobrando 65.000 bolívares. Tampoco nos hicieron actualización del bono de alimentación, no recibimos vacaciones ni utilidades”.

La situación, dicen los trabajadores, es tan crítica que ya no les están dando ni los cheques para el pago de colegios y guarderías.

Cuando denunciaban esta situación, les llegó un mensaje del concejal metropolitano Alexander Nebreda, quien les informó que ya el presidente Maduro había firmado el punto de cuenta y que ahora la Oficina nacional de Presupuesto (Onapre), debía gestionar o liquidar el dinero.

No les dio fecha y, eso generó molestias en los afectados que decidieron cerrar la avenida Urdaneta a la altura de la Fiscalía, durante dos horas.

En la protesta también estuvieron algunos concejales, entre ellos Alicia Figueroa de Primero Justicia y José Cáribas, quien fue electo por Un Nuevo Tiempo y ahora, tras el decreto, fueron violentados sus cargos. La Medida también afecta al Cabildo y a la Contraloría Metropolitana.

Con información de Soraya Pérez, corresponsal comunitario formada por Crónica.Uno.

Foto: Cortesía trabajadores de la alcaldía


Participa en la conversación