El Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas producía medicamentos genéricos que cubrían 85 % de la demanda del país. Los empleados reclaman pagos de reivindicaciones laborales.

Caracas. La mañana de este martes corrió la noticia, por los pasillos del Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar), de un inminente traslado de 435 trabajadores a otras dependencias como hospitales y ambulatorios del sector público.

La medida, que había sido anunciada en noviembre de 2016, generó molestias y rechazo. Los obreros y el personal administrativo afectado dijeron que ellos, en su mayoría, tienen residencia y a sus hijos estudiando en Las Adjuntas, muy cerca del Sefar, y que un traslado fuera de la parroquia les complicaría la rutina diaria.

Mary Aponte, vocera de los trabajadores, dijo que el 16 de noviembre de 2016 salió en la Gaceta Oficial 41032 la autorización para la creación de un Conglomerado de Empresas Públicas Productoras de Medicamentos, Productos Biológicos e Insumos Médicos Quirúrgicos, que, aparentemente, iba a funcionar en las instalaciones del Sefar, empresa encargada de la producción, almacenamiento y distribución de medicamentos genéricos esenciales.

Esa Gaceta debió cumplirse el mismo año; es decir, que para el 31 de diciembre de ese año todos debíamos estar reubicados”, acotó.

Pasado el tiempo y viendo que la situación económica no mejora, los trabajadores alzaron su voz de queja, pues ya les están entregando una planilla en la cual ellos autorizan el traslado voluntario. “Y eso no es así, no queremos ser reubicados, pues eso es una desmejora laboral. Aquí está adscrito un personal con muchos años de servicio. No hay nada por escrito, todas estas informaciones las trasmiten de manera verbal”.

Lee también
Se eleva a 14 el número de fallecidos por el brote de virus entérico en la zona norte de Anzoátegui

Además, reclaman un bono que debieron pagar el mes de octubre y exigieron a los ministros de Salud y del Trabajo a que se pronuncien al respecto, pues les han dicho que el punto de cuenta ya fue enviado.

“Si quieren trasladarnos a otros centros, deben garantizarnos los beneficios salariales. Cómo vamos a pagar más pasaje si el sueldo no nos alcanza”, dijo Yordi Mejía.

Los laboratorios del Sefar, antes de 2016, atendían a más de 2.000 personas al día y distribuían 85 % de los fármacos requeridos en el país. “Pero de un tiempo para acá es mínima la elaboración y, más aún, desde el anuncio de ese decreto de instalar aquí una empresa fabricante de equipos médicos”, recalcó Aponte, en medio de la tranca que hicieron cerca del mediodía en la entrada a la carretera vieja Las Adjuntas-Los Teques.

Foto YVKE Mundial


Participa en la conversación