Trabajadores piden a Michelle Bachelet investigar «genocidio» de venezolanos

michelle machelet | genocidio

Con el último aumento del salario mínimo, realizado por el Gobierno a través de un decreto publicado en Gaceta Oficial, el ingreso de los trabajadores de Venezuela estaría aproximadamente en 0,64 dólares diarios, lo que indica una situación de pobreza que impide la adquisición de los productos esenciales para la vida.

Caracas. Este viernes 3 de mayo, miembros de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela (ITV) entregaron una carta en la sede de la FAO, en Caracas, dirigida a la alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, en la que denuncian que en Venezuela se está dando «un genocidio generalizado».

En el documento afirman que en el país se produce «un exterminio o eliminación sistemática de la población por falta de los medios para obtener los alimentos básicos para vivir”. Piden a la alta comisionada que investigue y se pronuncie al respecto.

Sostienen que los trabajadores venezolanos están condenados a recibir ingresos inferiores a dos dólares diarios, con lo que estarían en el umbral de la pobreza, según lo establecido internacionalmente.

En la carta detallan que con el último aumento del salario mínimo, realizado por el Gobierno a través de un decreto publicado en Gaceta Oficial, la situación no mejoró. «Los trabajadores seguimos viviendo por debajo de la línea de pobreza».

Si se suma al salario mínimo (Bs. 40.000), el bono de alimentación (Bs. 25.000), la bolsa de alimentación subsidiada (Bs. 18.000) y  otros subsidios que los trabajadores reciben de forma indirecta por vía de los servicios de agua, luz, transporte (Bs. 18.000), el total de ingresos puede estar cerca de los Bs. 101.000, lo que se traduce en $ 19,4 mensuales o, lo que es lo mismo, en $ 0,64 diarios.

Lee también
El TSJ avala la opacidad reinante en los organismos de inteligencia

Con base en lo establecido por la Organización de las Naciones Unidades (ONU), la pobreza es una condición económica de falta de recursos previsibles y estables para satisfacer necesidades vitales básicas.

Denunciamos que estamos en condiciones de inanición, entendida como la debilidad extrema por falta de alimentación, lo que coloca a la población venezolana en riesgo de exterminio».

El documento lo firman, entre otros dirigentes gremiales, José Patines, del sindicato de la Cancillería; Juan Véliz, del sindicato de la Cantv; José Matute, del sindicato de Inparques; Pablo Zambrano, de Fetrasalud y Falime Hernández, de la Federación de Trabajadores de la Educación.


Participa en la conversación