Transporte y alimentos, grandes limitantes del Plan de Escuelas Abiertas en Táchira

El vocero estadal aseguró que la articulación con comunidades organizadas fue determinante para la ejecución del Plan de Escuelas Abiertas en el Táchira.

San Cristóbal. El transporte fue la mayor limitante para el despliegue de los recreadores durante el Plan Nacional de Escuelas Abiertas en el estado Táchira. Si bien se contó con el apoyo de Transtáchira, no se pudo llegar a lugares muy lejanos.

«Este año son menos los recreadores, pero tenemos calidad”, dijo Alberto Guerrero, coordinador regional del Movimiento Nacional de Recreadores de la entidad.

Más de 700 jóvenes recreadores se desplegaron por los 29 municipios de la entidad andina para brindarles a los pequeños de la casa una alternativa durante el receso escolar. Cantos, gymkanas, bailes y demás actividades que impliquen diversión fueron parte del cronograma organizado por el Movimiento Nacional de Recreadores.

Lee también
Con deficiencia se lleva a cabo el Plan Agosto Escuelas Abiertas por la Paz en Maturín

En materia de articulación, señaló Guerrero, contaron con el apoyo de las estructuras de los consejos comunales y de las UBCh, que ayudaron a garantizar la convocatoria y asistencia de los niños a las actividades.

En materia de apertura de las escuelas, indicó que las nacionales estuvieron abiertas según el cronograma establecido, al igual que municipales y regionales. “Con el tema de las escuelas estadales no hubo problema. Estuvieron siempre con disposición de trabajar”, dijo.

Arroz con leche

El horario de atención era en horas de la mañana, pues no se contaba con alimentos para la preparación de almuerzos, pero sí con insumos para la elaboración de meriendas, que por lo general eran arroz con leche, siendo esto un elemento que posiblemente ayudó al incremento de la asistencia en las actividades.

Los niños presentes en una de las jornadas en el 23 de enero indicaron que la semana ha sido divertida: “El lunes nos llevaron un brinca brinca, el martes fue normal en la escuela con cosas para pintar, el miércoles también, el jueves nos llevaron a la Cinemateca y ya hoy es la despedida”, dijo Estephany Suárez, una de las pequeñas beneficiadas del plan.

En uno de los preescolares beneficiados por el Plan de Escuelas Abiertas, ubicado en Barrio Libertador, la situación fue diferente, pues los recreadores sí llegaron lunes y martes, pero los niños brillaron por su ausencia. Ya los siguientes días hubo más movimiento aunque los presentes no llegaban a 10. La baja convocatoria estuvo asociada a la poca recepción por parte de las encargadas del Consejo Comunal, que no difundieron la información. Se desconocen las razones.


Participa en la conversación