Transportistas anzoatiguenses se declararon en “rebeldía” y ajustaron a Bs. S. 5 tarifas del pasaje

Pese al nuevo precio de Bs. S. 3 anunciado por la vicepresidenta de la república, Delcy Rodríguez, los conductores alegaron que el costo es insuficiente y decidieron establecer en Bs. S. 5 el valor del boleto para movilizarse en la zona norte de Anzoátegui. Sostienen que los insumos aumentan sin control a diario.

Barcelona. En la zona metropolitana de Anzoátegui los pocos conductores de transporte público que aún circulan por las diferentes vías de la ciudad se declararon en una especie de “rebeldía” e impusieron el nuevo precio en el costo del pasaje.

A finales de septiembre, la vicepresidenta de la república, Delcy Rodríguez, anunció un nuevo incremento en el costo del boleto del transporte público, el cual se ubicó en Bs. S. 3, dejando de lado la propuesta de los transportistas de llevar la tarifa a Bs. S. 5, tras el incremento efectuado en agosto pasado cuando entró en vigencia el nuevo cono monetario.

La “rebeldía” no solo fue contra la vicepresidenta. Hasta la recomendación que hiciera el presidente del Sindicato Único del Transporte de Anzoátegui (Sutta), Lorenzo Rodríguez, de cobrar los tres bolívares soberanos, fue ignorada por los choferes, quienes decidieron cobrar Bs. S. 5 mucho antes del anuncio de la segunda a bordo del Gobierno.

“Ella cree que todo está barato y que con ese bolívar alcanza para comprar repuestos. Claro, como todo se lo llevan a ella hasta la puerta de su casa y anda en tremendas camionetas que, seguro, no le costaron un bolívar de su bolsillo, cree que con esos bolívares nosotros podemos mantener un autobús. Es más, ni los cinco bolívares soberanos alcanzarán porque todo los precios se multiplican a diario”, sostuvo Franklin Pérez, conductor de la línea Caribes, que cubre la ruta entre Barcelona y Puerto La Cruz.

Hugo Hernández, secretario general de Sutta, solicitó a las autoridades nacionales del transporte que el costo de traslado en bus fuese de Bs. S. 8, 14 en buseta (camionetica) y Bs. S. 24 en carritos por puesto. Su propuesta no fue acatada.

Lee también
La Gran Barcelona “navega” entre basura y aguas residuales y está rodeada de huecos por doquier

En la otra acera, con todo y nuevo aumento, los usuarios siguen sufriendo. Así lo afirman los pasajeros que se trasladan desde Puerto La Cruz hasta la vecina ciudad de Guanta, un trayecto que, normalmente, se cubre en cinco minutos, y que para los usuarios es una calamidad.

Los usuarios viven una calamidad para transportarse

María Rizales, quien vive en la calle Arizaleta de esa jurisdicción, afirma que esperar un carrito en la parada ubicada en la avenida 5 de julio de Puerto La Cruz representa invertir dos horas de su tiempo.

Esto es imposible, hasta los autobuses que colocó la alcaldía desaparecieron. Irse en el BTR es una locura porque la gente se mata en esa parada. La verdad es una odisea ir a un destino al que en menos de 10 minutos se llega en carro”, refirió.

El panorama de la situación transporte tiene aires de ser un conflicto difícil de resolver; transportistas, pasajeros y autoridades defienden sus puntos de vista y no muestran señales de llegar a acuerdo alguno.

Estas últimas alegan que los conductores violan los precios fijados en la Gaceta Oficial y, por lo tanto, realizan operativos para verificar que los mismos cobren el pasaje acordado.

José Herrera, coordinador del comité de usuarios de Sotillo, refirió que se han desplegado en el centro de la ciudad, la avenida Gulf y, sobre todo, en las paradas que conducen hacia la zona alta. “Hemos recibido muchas denuncias de las personas que van hacia sectores como Valle Lindo, Chuparín, Las Delicias, en las que acusan a los choferes de cobrar hasta Bs. S. 20 de pasaje”.

Lee también
Trabajadores piden que se destituya al director de MinTrabajo en Anzoátegui

El pasaje no solo aumentó en el sistema privado, también en el público sufrió los llamados ajustes. El sistema BTR (Bus Tránsito Rápido) Cacique Cayaurima arrancó la semana con una nueva tarifa lineal de Bs. S. 1,50, dejando atrás el 0,50 que cobraron hasta el pasado domingo.

Foto: José Camacho


Participa en la conversación