Transportistas rueda libre acordaron aumentar el pasaje urbano a 200 bolívares

De manera solapada «entró en vigencia» un nuevo incremento de las tarifas del transporte urbano. Fue un acuerdo unilateral de conductores de líneas informales. A su vez, transeúntes del centro de Caracas reclamaron que el salario mínimo es insuficiente para cubrir gastos de movilidad, por lo que no tendrán más opción que caminar hasta sus lugares de destino.

Caracas. A juzgar por el colapso progresivo del sistema terrestre, algunos transportistas desde este lunes 18 de marzo cobrarán de manera arbitraria 200 bolívares por la tarifa del pasaje, mientras que otras unidades pedirán Bs. 600. Dicho acuerdo no fue discutido con anterioridad entre los bloques del sector transporte junto con las alcaldías correspondientes a cada municipio del Área Metropolitana.

Esta nueva tarifa, como en ocasiones anteriores, solo se mantendrá para algunas unidades de las rutas más transitadas, mientras que las más afectadas serán las comunidades aisladas del centro debido a que deberán pagar cualquier monto que dispongan los llamados “piratas”. Por ello, desde hace meses a los transeúntes no les ha quedado más opción que realizar largas caminatas para llegar hasta su lugar de destino.

El presidente del Comité de Usuarios de Transporte Público, Luis Alberto Salazar, indicó que el incremento de esta cifra no se compara con lo que gana un trabajador o pensionado: El Gobierno ofrece subsidios para paliar la escasez de cauchos, aceites, baterías e incluso la gasolina, y luego le quieren sacar por los ojos dinero a los usuarios por los gastos que tienen para los transportistas.

La hiperinflación cada vez desarticula más el transporte formal entre las rutas caraqueñas, debido a que la disminución de recursos asfixia a los conductores, a quienes no les quedó de otra que introducirse en el terreno de la informalidad; esta es una crisis detonada por la escasez de divisas para la adquisición de insumos para el sector.

Decidí esperar a que llegue el BusCaracas porque es gratuito y sencillamente no tengo efectivo para pagar 200 bolívares. En mi caso, tengo que ir de La Hoyada hasta La Bandera y tomar otro medio de transporte superficial para ir hasta El Valle, porque el Metro no me deja cerca de donde vivo. Ahora debo tener en mi cartera 400 bolívares para cada día. No hay quien aguante esto, comentó una joven mientras hacía la cola para abordar el BusCaracas en La Hoyada.

Cabe destacar que es el tercer aumento a introducirse de manera informal en lo que va del año. Entre varios motivos, los conductores indicaron que el costo actual del pasaje —el cual mantiene diferencias abismales de precios— no es suficiente para cubrir gastos de cambios de cauchos, aceite, gasolina, repuestos y otros insumos.

Lee también
Las fallas eléctricas le apagan la luz a la Universidad del Zulia (I)

Aumentos en retrospectiva

No es la primera vez que ocurren estos aumentos abruptos en el año. El 12 de noviembre del 2018 se publicó en Gaceta Oficial la tarifa de Bs. 10, pero luego, a principios de enero, la piratería sobre ruedas aprovechó de cobrar entre 20 y 50 bolívares soberanos a los usuarios en algunas rutas caraqueñas. Este fue un evento que precedió al aumento salarial de Bs. 18.000 decretado por Nicolás Maduro.

Otro aumento se impuso para los primeros días de febrero de 2019, los precios urbanos quedaron fijados en Bs. 70. Días después, los transportistas informales del sistema superficial aumentaron el mínimo a 150 bolívares para las rutas del Área Metropolitana. Sin embargo, quienes viven en sectores donde es difícil el acceso de vehículos, denuncian que el salario actual no alcanza para costear los incrementos consecutivos del pasaje.

Cada vez son más los caraqueños que deciden tomar el Metro y BusCaracas como opciones gratuitas para movilizarse. Aquellos que dependen de las camionetas para transportarse diariamente deben contar con efectivo y otros, que cada vez son mayoría, iniciarán largas caminatas para llegar a sus destinos.

Se conoció que en horas de la tarde representantes del sector —no se aclaró qué grupos específicamente— estaban reunidos con voceros de la Vicepresidencia precisamente para discutir lo relativo al ajuste de la tarifa. De acuerdo con la Ley del Transporte, le compete discutirla a las alcaldías durante los primeros tres meses de cada año, encuentros que no se están dando y los últimos incrementos se han anunciado a través de la Vicepresidencia de la República.

Lee también
Las fallas eléctricas le apagan la luz a la Universidad del Zulia (I)

Participa en la conversación