Decenas de autobuses, algunos en grúas, realizaron una caravana desde el oeste hasta el este de la capital. Funcionarios del Ministerio del Transporte les recibieron un pliego de exigencias, pero el ministro Hipólito Abreu no les dio la cara. Advierten que la crisis de insumos es tal que en cualquier momento cesará el servicio.

Caracas. Durante una hora y quince minutos, el tráfico por la avenida Francisco de Miranda en sentido este colapsó. Este viernes, decenas de unidades de transporte público, pertenecientes a las 5 asociaciones de conductores de la capital, realizaron una caravana desde el oeste hacia el este de la ciudad, en protesta contra el Censo Nacional del Transporte anunciado por Nicolás Maduro.

Las camionetas mostraban pintas y pancartas en contra del registro que a esa hora, en paralelo a la protesta, se desarrollaba en las plazas Bolívar de los municipios del país. Los mensajes exigían insumos para funcionar en lugar de más aumentos al pasaje. Algunos conductores llevaron sus unidades en grúas para evidenciar que la escasez de unidades es consecuencia de un paro técnico por falta de repuestos. Aun así, los transeúntes se mantuvieron a distancia.

La caravana tenía como punto de llegada la sede del Instituto Nacional de Transporte Terrestre (INTT), ubicado en La California, pero al pasar frente a la sede del ministerio de Transporte, ubicada a la altura de la calle Élice de Chacao, funcionarios policiales les impidieron continuar la ruta. Los transportistas se estacionaron y apagaron sus motores.

En el sitio se encontraba el diputado Jorge Millán encabezando una protesta convocada por Primero Justicia (PJ) contra el censo y el aumento desproporcionado de la gasolina que se prevé tras la reconversión. Algunos conductores se molestaron al ver las banderas partidistas, pero los manifestantes explicaron que no venían a interferir en la actividad y que se trataba de una coincidencia.

Lee también
Crecen colas para surtir gasolina en Caracas previo a la reconversión y aumento del combustible

Minutos después, una comisión integrada por los presidentes de las 5 asociaciones caraqueñas fue invitada a subir al ministerio. Esperaban entregar al ministro del ramo, Hipólito Abreu, un pliego con sus exigencias, pero 45 minutos más tarde bajaron sin resultados.

“Fue una farsa. Nos tenía que atender el ministro o el viceministro del Transporte y nos atendió una licenciada que no tiene poder de decisión. ¿Hasta cuándo? Tenemos vehículos parados desde hace 8 meses, un año por motor, caja y transmisión. No hay cauchos, no hay aceite, no hay baterías desde hace más de 10 meses. Estamos en caos. Si no nos atienden inmediatamente, el transporte se va a parar. Aquí lo que vamos a tener son puras perreras y va a haber más muerte”, reclamó visiblemente molesto Luis Colmenares, presidente del Bloque del Este.

Por su parte, Pedro Jiménez, presidente del Bloque de Transporte del Suroeste de Caracas, confirmó que consignaron el documento pero que les ofrecieron que “probablemente” serían recibidos por el ministro en la tarde. “Yo no me siento burlado porque cumplimos la finalidad, que fue entregar el documento, hacerle ver a la opinión pública nuestros problemas y que vieran cómo están las unidades”, dijo Jiménez.

El conductor indicó que no tienen contemplado un llamado a paro porque en la práctica, en Caracas, el paro ya existe: “Se requieren por lo menos 10.000 unidades y están trabajando menos de 1000”. Los transportistas anunciaron que el próximo viernes habrá una asamblea nacional del sector para definir acciones.

Eran las 11:30 a. m. cuando los transportistas se retiraron en caravana.

No quieren más censos

Lee también
Sector salud: “Vamos a seguir en la calle porque la vida no tiene plazo de espera”

En el ínterin, Nelson Vivas, de la Asociación Civil de Conductores de la India y representante del Bloque Suroeste de Caracas, explicó que los transportistas rechazan el censo convocado por Nicolás Maduro porque en los últimos tres años han sido censados 7 veces, la más reciente con la alcaldesa Erika Farías.

“No tenemos más tiempo para un censo. Eso es para dar soluciones a largo plazo, nosotros queremos soluciones inmediatas que vayan en beneficio de nuestro pueblo, porque todo el pueblo está viviendo esta mala situación. Señor Maduro, un carnet no va a solucionar el problema, un censo tampoco”, dijo Vivas. Reclamó la reactivación de Pdvsa:

Con relación a la presencia de Primero Justicia en el lugar, Vivas enfatizó que la actividad de los conductores era 100 % gremial, aunque dio la bienvenida al apoyo de la sociedad civil. Consultado sobre si respaldarían un llamado a huelga general convocado por el Frente Amplio, expresó: “No participamos en esas discusiones. Sería irresponsable responder que sí porque todo lo que hacemos, lo hacemos por consenso. Tenemos asambleas de líneas, de bloques y nacionales. La base es la que manda y la base quiere soluciones inmediatas”.

Respaldo condicionado

Aunque la tranca se produjo en un punto de mucha movilidad peatonal y de comprobada tendencia antiMaduro, la manifestación no logró captar el apoyo de los transeúntes, que a lo sumo se quedaban mirando desde las aceras o continuaban su camino.

Uno de los usuarios del transporte, Antony Silva, consideró positiva la acción y rechazó el control que se pretende imponer con el carnet de la Patria, pero les hizo un llamado a los conductores:

Por su parte, el presidente de la Unión de Conductores del Este, Fernando Pimentel, aseguró que los transportistas acudirán a las mesas de trabajo que se instalarán el lunes con el Gobierno. Con todo, se mostró escéptico: “Nos han vacilado, nos han dicho mentiras pero ya está bueno. Le pedimos que nos doten de los insumos”.

Lee también
Con fallas en los equipos y de conexión culminó el censo automotor en la plaza Bolívar

El señor Rafael Araujo, conocido como “el señor de los papagayos” se hizo presente en el sitio con un mensaje contra el petro.

Diputados en la calle

Entretanto, el diputado de PJ-Caracas, Jorge Millán encabezó en Chacao la jornada de protesta convocada por su partido en el ámbito nacional contra el censo del transporte.

“Hoy estamos en todo el país movilizados, protestando contra el censo porque esconde un racionamiento de gasolina y un incremento brutal de los precios de combustible que va a afectar el bolsillo de los ciudadanos. Que el Gobierno plantee tres días de censo y hacer control político con el combustible es un indicativo de que no tiene cómo enfrentar la demanda nacional”, dijo.

Rechazó que se hable de la dolarización del precio de la gasolina cuando el salario venezolano es el más bajo de la región.

Aclaró que el objetivo de PJ no era cooptar la actividad de los conductores y que se trató de una coincidencia: “Nos plegamos a todas las protestas pero no vinimos a tratar de montarnos en su protesta. Ellos tenían una protesta que no la habían anunciado para evitar la violencia por parte del aparato supra estatal del gobierno. Nosotros tenemos hoy una protesta nacional contra el aumento de la gasolina y contra el censo. Coincidimos con ellos pero sería un irrespeto tratar de montarse en su protesta”.

 

Fotos: Maru Morales P.



Participa en la conversación