Lacava amenaza a Hidrocentro con enviar su “carro de Drácula” por falta de respuesta a los carabobeños con el restablecimiento del servicio de agua potable.

Valencia. Este martes se cumplen 22 días sin el servicio de agua potable en la Gran Valencia y el gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, emplazó a Hidrologica del Centro (Hidrocentro) a dar espuestas a los ciudadanos.

En tres semanas los carabobeños han tenido que recurrir casi que a la magia para poder subsistir ante la falta de agua. Una de las cosas que han tenido que hacer los habitantes de la Gran Valencia para paliar esta situación es almacenar el agua de los desagües de los aires acondicionados y asear con ella los sanitarios. Sin embargo, esto ha traído una consencuencia negativa: la proliferación de zancudos por envasar el líquido en recipientes sin tapas.

Vanessa Terán, habitante del municipio Guacara, ha puesto en práctica tomar agua de los aires acondicionados de su vivienda, en la que solo viven dos persona, ella y su madre —una adulta mayor—. “Nos hemos visto en la necesidad de llenar tobos de agua de los aires para aunque sea para bajar las pocetas”. Aseguró que su salario mínimo no le alcanza para llamar a los cisterneros.

Ahora somos nómadas, mi mamá y yo vamos a casa de mis hermanas para poder bañarnos, ellas viven en edificio y les racionan el agua colocándola tres veces al día por 30 minutos, pero por lo menos tienen algo de agua, señaló Terán.

Al mal olor que emana de los baños contaminados por la concentración de fluidos y heces, se suma el aumento de la plaga. El problema ahora es que hay más zancudos porque hemos llenado recipientes que no tienen tapa, y además hemos tenido la molestia de las cucarachas que suben por las cañerías, sostuvo Adianez Olivo, habitante de Valencia.

En medio de esta situación, el gobernador de la entidad, Rafael Lacava, emplazó a la Hidrológica del Centro (Hidrocentro) a dar respuestas a los ciudadanos.

Lacava había asegurado que el suministro sería restituido la semana pasada puesto que, según dijo, habían agilizado diligencias para reestablecer el bombeo de agua potable en los municipios Naguanagua, Valencia y San Diego. En esa oportunidad, indicó que las labores de reparación —que tardan al menos cinco meses— se solventarían en poco tiempo. No obstante, no fue sino hasta el pasado jueves que los ciudadanos recibieron bombeo de agua continuo por unas 12 horas.

Lee también
Carabobeños recogen agua de lluvia y aires acondicionados para paliar la crisis hídrica

Esta situación, que ya suma tres semanas, fue resultado de la explosión en el sistema de bombeo de El Pao 1-La Balsa, que según el gobernador se debió “a un saboteo”.

Lacava, a través de una transmisión por la red social Periscope, declaró que “Hidrocentro tiene a los carabobeños como camellos”, al tiempo que subrayó que necesita respuestas de la directiva de la hidrológica y se preguntó “¿Están saboteando o qué?”

El mandatario regional advirtió a los representantes de Hidrocentro que su paciencia “se está colmando” y que no le vieran “la cara de tonto”, por ello, insistió en que enviaría a su famoso “carro de Drácula” a supervisar las acciones.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación