Doce gerentes de la cadena de supermercados Central Madeirense -detenidos este miércoles en distintos establecimientos de Caracas- fueron trasladados al Palacio de Justicia la tarde de este 20 de septiembre para la audiencia de presentación.

Caracas. La incertidumbre carcome a los familiares de los gerentes de Central Madeirense que fueron detenidos, por órdenes de la Sundde, este miércoles. Mientras esperan a las afueras del Palacio de Justicia a que se realice la audiencia de presentación, manifiestan que no comprenden por qué los detuvieron y denuncian que no han recibido información por parte de ninguna institución pública.

Ellos no son ningunos delincuentes, son empleados”, dice Eudis Díaz, esposa de Arturo Ángel, gerente del Central Madeirense de Prado de María.

Un grupo de 12 gerentes de la cadena de supermercados Central Madeirense fue apresado este miércoles por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) durante un operativo de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) y trasladados a una sede de la PNB en las cercanías de la estación de metro Nuevo Circo. Allí pasaron la noche. El espacio no cuenta con un calabozo. Los familiares describen que los tenían encerrados en sus oficinas, y que, por lo menos, les permitieron visitarlos para llevarles comida y medicinas.

“Mi papá sufre de la tensión. Regularmente se toma una pastilla diaria, pero ayer estaba tan nervioso que se tomó tres. Es que estamos en una incertidumbre total. No sabemos qué puede pasar. Nadie nos garantiza que van a estar a salvo”, dice Fátima Da Silva, hija de Maciel Da Silva, de 53 años, gerente del Central Madeirense de Catia.

Los empleados de la cadena de supermercados fueron presentados ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) la noche de este mismo miércoles para que les realizaran a cada uno la reseña policial, en la que se consigna los datos de identidad del individuo.

“Los trataron como unos criminales. El Cicpc no tenía por qué hacer eso cuando nadie ni siquiera nos ha presentado a nosotros, de forma legal y escrita, las razones de estos arrestos. No tenemos ningún tipo de información. Hablan de boicot, pero no cuentan con ningún acta u orden de detención. Esto es un atropello total, como todo en este país”, subraya Rosa Pérez, esposa de Juan García, gerente de la sucursal en San Martín.

Los detenidos fueron trasladados en horas del mediodía desde Nuevo Circo hasta el Palacio de Justicia. La defensa del grupo está a cargo de abogados de la empresa Central Madeirense, quienes estuvieron en tribunales desde la mañana y han hecho seguimiento y acompañamiento del caso desde la aprehensión de los detenidos. No obstante, la empresa no ha emitido ningún comunicado oficial.

Los gerentes son acusados por la Sundde por, presuntamente, violar el artículo 53 de la Ley Orgánica de Precios Justos, en el que que se define boicot: “A quienes conjunta o separadamente desarrollen o lleven a cabo acciones, o incurran en omisiones que impidan de manera directa o indirecta la producción, fabricación, importación, transporte, distribución y comercialización de bienes, así como la prestación de servicios”.

Eloinza Erazo, mamá de Ildegar Godoy, gerente de la sucursal en Bello Campo, aseveró que lo ocurrido es una injusticia.

Ellos no tienen nada que ver con que los anaqueles estén vacíos. Ellos solicitan los productos y deben esperar a que la distribuidora despache. El problema es el país, que no hay producción. ¿Qué quieren? ¿Que pongan piedras en los anaqueles? Si no fuera por el Madeirense, los venezolanos estuviéramos pasando más hambre todavía. Los pocos productos que quedan en el país los podemos comprar ahí ”, opinó.

Su esposo, José Godoy, respaldó su argumento y agregó que si el Gobierno llegase a expropiar el Madeirense, lo quebraría como a los otros negocios que ha tomado. Recordó marcas como Los Andes, Industrias Diana y la cadena de supermercados Cada.

“Si van a acusar a los mercados, ¿Por qué la ley no aplica para todos? ¿Por qué aquí no están los familiares de los gerentes de las sucursales de Mercal o Bicentenario? Continúan acusando, culpando de una guerra económica a las empresas privadas, cuando la única culpa de la terrible economía que tenemos es de Nicolás Maduro”, agregó.

Los familiares indicaron que mientras los presuntos acusados estaban en Nuevo Circo, periodistas de Venezolana de Televisión (VTV) ingresaron a la sede de la PNB para retratarlos, grabarlos y responsabilizarlos por la “guerra económica”. La mayoría de los trabajadores tenía, por lo menos, cinco años trabajando en la empresa. Hay varios que tienen hasta 20 años. “Jamás imaginamos que mi papá y nosotros íbamos a pasar por esto”, cuenta Da Silva.  

No es la primera vez que la Sundde detiene a gerentes de cadenas de comercios. A finales de agosto, arrestaron, por lo menos, a cuatro gerentes de Farmatodo de los estados Monagas y Yaracuy. En esos casos los empleados fueron presuntamente acusados por acaparamiento y remarcar los precios de los productos. También en Táchira fue detenido el gerente del hipermercado Baratta.

Lee también
"Fiesta Navideña 2018" del Gobierno incluye a tiendas privadas y revive el "Dakazo"

En el Distrito Capital y Miranda hay un total de 29 sucursales de Central Madeirense. Crónica.Uno constató que, por lo menos, en 15, sus gerentes fueron detenidos. No todos los familiares quisieron brindar los datos.

Presentados ante el Palacio de Justicia:

Darwin Salazar, 31 años, subgerente de CM La California.

Arturo Angel, 51 años, gerente de CM Prado de María.

Juan García,40 años,  gerente de CM San Martín.

Ildegar Godoy, 33 años,  gerente de CM Bello Campo.

Maximiliano Peña, 37 años,  gerente de CM La Urbina.

Juan Herrera, 45 años, gerente de CM Bello Monte.

Maciel Da Silva, 53 años,  gerente de CM Catia.

Junior Guerrero, gerente de CM Chacaito.

Propser Angarita, gerente de CM Plaza las Américas.

Detenidos que no han sido procesados:

Juan Ramos, gerente de CM Los Ruices (detenido en el Coliseo de La Urbina).

Pedro Barrera, gerente de CM La Concordia (detenido en la carpa de la GNB en la plaza La Concordia).

Miguel Villasana, gerente de CM Guarenas.

Foto: Luis Morillo


Participa en la conversación