El IVSS informó que transferirá recursos para volver a importar el tacrolimus a través del Fondo Estratégico de la Organización Panamericana de la Salud.

Caracas. Hace un mes hubo dotación de azatriopina, prednisona, micofelonato para que los 3066 pacientes trasplantados de hígado y riñón no rechacen los órganos. Mientras que en agosto se importó el inmunosupresor tacrolimus a través del Fondo Estratégico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Todos escasean nuevamente.

El presidente del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS), Carlos Rotondaro, informó que ya se están transfiriendo los recursos para volver a traer más lotes de tacrolimus. En agosto, llegaron al país 3000 frascos del medicamento que toman 1017 trasplantados y que estuvo en ausencia por tres meses este año.

Los 20 pacientes trasplantados que viven en Puerto Cabello, estado Carabobo, protestaron en la farmacia de alto costo del Hospital Molina Sierra. Reymer Villamizar, directivo de la ONG Amigos Trasplantados de Venezuela, denunció que desde hace tres meses no tienen sirolimus, azatriopina y prenidsona.

Lee también
Pacientes trasplantados no ven luz con este Gobierno

Durante una hora permanecieron en las puertas de la farmacia hasta que el director de administración del hospital los recibió para atender las exigencias. Villamizar denunció que los trasplantados están sobreviviendo con donaciones.

En diciembre del año pasado, la excanciller Delcy Rodríguez prometió que se aplicarían los convenios con la OPS, pero tardaron siete meses en concretar los primeros pedidos.

A través de estos acuerdos se permite que desde el año 2000 los países accedan a 150 medicamentos. Desde 2011, Venezuela trae tratamientos antirretrovirales para el VIH, antimalárico, tuberculosis, leishmaniasis y mal de Chagas.

Foto: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación