Desde el sábado 3 de marzo se han presentado fallas eléctricas, la planta no funcionó. Los niños fueron pasados al área de Hidratación pero podrían contraer una bacteria intrahospitalaria. Los familiares deben llevar los insumos médicos y hasta tienen que cancelar los materiales para armar la historia de hospitalización —una carpeta y dos hojas blancas— que cuestan 3000 bolívares.

Valencia. La tarde del 7 de marzo, la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Pediátrico Jorge Lizarraga ubicado en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (Chet) quedó sin servicio eléctrico y la planta que le suministra energía no funcionó para activar los ventiladores de los tres niños que permanecían recluidos en la sala.

Rosa Ramos, madre de una paciente internada en la UCI, relató que desde el sábado 3 de marzo se han presentado diversas fallas eléctricas, lo que generó que la planta eléctrica se averiara. Ayer [miércoles] desde temprano no funcionó la planta, los médico nos avisaron ya cuando se dieron cuenta de que no podían resolver el problema, tuvimos que ayudar dando oxígeno manual a nuestros hijos. La hija de Ramos tiene 14 años y lleva un mes y siete días en la Unidad luego de ser arrollada por un motorizado en el municipio Libertador de la entidad.

En la sala de UCI solo quedaban tres niños que fueron cambiados al área de Hidratación, que sí cuenta con energía eléctrica. No obstante, el lugar no es el indicado, pues estos pacientes tienen heridas abiertas y podrían contraer una bacteria intrahospitalaria.

Lee también
Médicos del periférico de Catia no tienen insumos y van es a cumplir horarios

El grupo de madres y familiares que ejercieron una acción de protesta este jueves manifestaron que a consecuencia de esta situación han fallecido al menos tres niños.

Rosa Ramos aseveró que desde que su hija permanece hospitalizada ha invertido unos 60 millones de bolívares y ya no cuenta con presupuesto para continuar costeando el tratamiento que necesita. Comentó que los familiares deben llevar inyectadoras, pañales, gazas, tapabocas y hasta deben cancelar los materiales para hacer la historia de hospitalización —una carpeta y dos hojas blancas— que cuestan 3000 bolívares.

Es como estar hospitalizado en una Clínica, solo que no pagas el servicio médico. Los desinfectantes, cloro, coleto, todo eso debemos dar para que no se cultiven bacterias.

Ante esto, las madres clamaron al gobierno regional para que atienda la situación y los provea de insumos médicos, pues son personas de escasos recursos.

Foto y video: Leomara Cárdenas


Participa en la conversación