La misa de despedida del concejal de Caracas, Fernando Albán, se hizo justamente recordando el trabajo que por varios años realizó en la parroquia San Pedro, lugar en el que repartió comida e hizo gran parte de su militancia política, ayudando a las personas de pocos recursos con proyectos como la Olla Solidaria.

Caracas. “Todo parece mentira”, dijo una señora a poco de haberse iniciado, en la parroquia universitaria de la UCV, la misa por el concejal Fernando Albán, quien muriera el pasado lunes en circunstancias que han generado muchas dudas, mientras se encontraba detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

María (quien no quiso dar su apellido) fue una de las primeras personas que, poco a poco, llegaron al lugar donde pasaron la noche los restos del concejal, quien cayera al vacío desde el piso 10 de la sede del cuerpo de inteligencia en Plaza Venezuela, según la versión oficial. Llegó vestida de negro y con el rostro hinchado por el llanto, algo que era evidente aún con los lentes de sol que tenía puestos. Se sentó sin decir mucho, pero ante la pregunta de si conocía a Fernando, la voz se le quebró y tímidamente dijo:Sí. Yo lo conocí, fue mi amigo. No tengo palabras para todo lo que está pasando.

Como la señora María fueron llegando cada vez más y más personas a la capilla para la misa, que estaba pautada para empezar a las 9:00 de la mañana de este miércoles 10 de octubre. Las personas llegaban, se acercaban al ataúd de Fernando Albán, daban el pésame a la familia y luego se sentaban a esperar el inicio de la ceremonia, que tuvo lugar menos de un día después de que se hiciera una capilla ardiente en la Asamblea Nacional en su honor.

Fernando Albán Parroquia universitaria<br /> Foto: Sebastian García Inojosa<br /> 20181010

Orlando Rodríguez fue uno de los cientos que, eventualmente, ocuparon un espacio y llenaron hasta más no poder la capilla. Él se presentó como un miembro de la sociedad civil de los Jardines de El Valle, lugar donde conoció a Albán:

Yo a él lo conocí por el partido Primero Justicia. Coincidimos en algunos eventos. Él hacía mucha labor social en esta parroquia a pesar de que era un  abogado. Lo que le pasó fue trágico, como si le hubiera pasado a cualquier venezolano, pero al ser un luchador social pega, pega más. Yo no soy familia suya, pero me dio, como se dice vulgarmente, en la madre”, compartió.

Rodríguez, como casi todos los presentes que comentaban en voz alta lo que le ocurrió al concejal caraqueño de 56 años, no creyó la versión de la muerte que ofrecieron el ministro Néstor Reverol y el fiscal designado por la ANC, Tarek William Saab. “No hay que ser detective para saber la secuencia de lo que pasó ahí. Todos sabemos lo que pasó en el Sebin menos el Gobierno, eso está clarito, por algo se contradicen”, manifestó.

Lee también
Apatía en jornada comicial de concejales en Anzoátegui

Un llamado a “sacar los sentimientos de odio” y “trabajar por una mejor Venezuela”

Tal y como fue anunciado, a las 9:00 de la mañana se dio inicio a la misa oficiada por el cardenal Urosa Savino, quien, ante una parroquia universitaria repleta de diputados, concejales y dirigentes de casi todos los partidos políticos de oposición, envió un mensaje de paz y de justicia, uno de creer “en la resurrección de Jesurcristo y en la resurrección de Venezuela”.

En primera fila se encontraban los familiares de Fernando Albán, incluyendo su madre. Todos, en todo momento, incapaces de contener las lágrimas por la muerte de Fernando. Pero la tristeza y el llanto no eran exclusivos para ellos, diputados, dirigentes, mezclados con amigos y conocidos, también lloraban.

Urosa Savino inició la misa saludando, por supuesto, a los familiares. Después siguió con el cuerpo diplomático y, finalmente, con el resto de las personas presentes. Fue una misa cuyo principal objetivo fue el de no solo hacer un llamado por la justicia sino también compartir la idea de que, al igual que Cristo, Fernando Albán no murió en vano.

“En este momento de profundo dolor ante la tragedia que se ha consumado en la persona de nuestro querido hermano Fernando, creo que es importante que recordemos que Cristo nos llama a vivir para siempre. Cristo murió y revivió a los tres días. Por eso, en medio del dolor que nos sembraron por la muerte de nuestro hermano tenemos serenidad y fortaleza”, dijo el cardenal.

Urosa Savino también destacó lo que fue la labor social de Albán junto con la organización Cáritas, en especial con la Olla de la Solidaridad, la cual solía entregar comida a personas de bajos recursos justamente en la propia Parroquia Universitaria de la UCV.

Lee también
Gobierno aumentó las becas estudiantiles a montos irrisorios

Pidió entonces sacar los sentimientos de odio que puedan tenerse en el corazón” y enfocar la energía en “trabajar por una mejor Venezuela”. “Pidamos a Dios que conceda a nuestro hermano Fernando el gozo de la vida eterna”.

Ruego por quienes han sido víctimas de la violencia política y porque los venezolanos podamos resolver en el futuro nuestras diferencias en paz”, concluyó el cardenal.

Tras la misa, vino la comunión y, luego, una espera de una hora en la que algunos voceros, incluyendo al propio Urosa Savino, emitieron breves declaraciones a los medios de comunicación presentes en el lugar. Luego llegó el momento de iniciar el cortejo fúnebre.

El ataúd de Fernando Albán fue montado en un vehículo, el cual fue precedido por sus familiares, amigos y compañeros de Primero Justicia, rumbo a su lugar de descanso: el Cementerio del Este. Este miércoles 10 de octubre fue la última vez que el cuerpo del concejal estuvo en la Parroquia Universitaria de la UCV.

William Saab se pronunció mientras el cortejo caminaba rumbo al Cementerio del Este 

El cortejo fúnebre que llevó los restos de Albán hasta el Cementerio del Este se encontraba por Las Mercedes cuando en el canal del Estado salió el fiscal designado por la ANC, Tarek William Saab, para dar detalles de las investigaciones que se adelantan en torno al caso que, según afirmó, fue un suicidio.

Saab no dio mucha información nueva y recordó que la investigación que se adelantaba contra Albán era por su presunta vinculación al supuesto magnicidio en contra de Nicolás Maduro. También aseguró que del teléfono del concejal se estaban analizando más de 1272 notas de voz y hasta 2084 videos, algunos de los cuales, según el funcionario designado por la ANC, “pudieran explicar la conducta del ciudadano Albán a la hora de atentar contra su vida”.

Lee también
Ministerio Público ha procesado a 463 funcionarios policiales por extorsión y secuestro

La versión de Saab sobre la muerte de Albán es que este se encontraba en el piso 10 de la sede del Sebin de Plaza Venezuela a la hora del almuerzo cuando, abruptamente, el concejal se excusó para ir al baño, fue a un pasillo solo, abrió una ventana panorámica y, sin mayor explicación, se lanzó al vacío. Saab negó que él dijera que Albán se lanzó por un baño del Sebin, pese a que en su primera declaración lo afirmó y así quedó grabado.

Declaró el fiscal que el Ministerio Público se mantiene haciendo investigaciones y recolectando evidencias, entre ellas los videos de la sede del Sebin que, dijo, todavía estaban “levantando” a más de 48 horas de la muerte del político opositor.

Se refirió también a la autopsia y dijo que la misma “determinó que la causa de la muerte fue traumatismo craneofacial severo y shock hipovolémico secundario por caída de altura”.

Saab también refutó los señalamientos de tortura y de que el cuerpo de Albán fue lanzado al vacío sin vida con “evidencia forense”.

“La autopsia reveló que el cuerpo presentaba fracturas en cabeza, tórax y extremidades que generaron heridas, las cuales presentaron reacción vital, lo que significa que, para el momento de la caída, el cuerpo se encontraba con vida”, dijo en los momentos finales de una rueda de prensa televisada en la que la prensa no pudo realizar ni una sola pregunta.

Fotos: Sebastián García Inojosa


Participa en la conversación