En enero la canasta alimentaria llegó a 486.878,72 bolívares y en un mes aumentó 10,1 %, según la información del Cenda.

Caracas. La inflación hace mella en el ingreso del venezolano y cada vez se le hace más difícil adquirir los alimentos.

El Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda) informó que en enero, la canasta alimentaria alcanzó los 486.878,72 bolívares, de manera que en un mes tuvo una variación de 10,1 % y en un año el salto fue 614 %.

Los costos de los alimentos van por el ascensor, mientras que los salarios van por la escalera. A principios de año, el presidente Nicolás Maduro elevó el sueldo mínimo a 40.638 bolívares y esa remuneración apenas cubre 8 % de la canasta. Hace un año, cuando el salario estaba en 9648 bolívares, se adquiría 14 % de esa cesta de bienes.

Hoy día un trabajador necesita devengar 16.230 bolívares diarios para alimentar a su familia.

El Cenda calcula que en un hogar con dos salarios mínimos más dos bonos de alimentación —que es equivalente a 297.276 bolívares— apenas alcanza para comprar un mercado para 18 días al mes. Y si solo hay un ingreso si acaso le alcanza para 9 días al mes.

Lee también
"Me quedé sin rancho porque mis hijos tenían que comer"

Lo más caro

El informe de la canasta alimentaria detalla que en el primer mes de 2017, los artículos que más se encarecieron fueron pescados, leche, quesos, huevos, mayonesa y salsa de tomate.

El precio de los pescados subió 36,9 %; leche, quesos y huevos 20,6 %; mayonesa y salsa de tomate 16,3 %; azúcar 10,9 % y carnes 10,6 %.

La variación anualizada en algunos rubros supera la variación promedio de 614 %, como el azúcar, que en 12 meses se ha disparado 3245 %; cereales 1921 %;  aceite 1521 % y bebidas no alcohólicas 1600 %.

Foto referencial: Miguel González



Participa en la conversación