Conseguir grandes cantidades en efectivo y la poca disponibilidad de unidades son las calamidades que deben enfrentar los usuarios que llegan al terminal de pasajeros de Puerto La Cruz con la intención de comprar un boleto que los lleve a sus destinos de origen. 

Puerto La Cruz. Salir de Puerto La Cruz hacia cualquier destino del país se ha convertido en una odisea para muchos usuarios.

Las pocas unidades disponibles y la regla impuesta de manera unilateral por las empresas prestatarias de servicio de cancelar el precio del pasaje totalmente en efectivo, son las trabas que encuentran los pasajeros a la hora de adquirir un pasaje para salir del estado Anzoátegui.

Julia Rodríguez, junto con su madre, tienen una semana tratando de retornar al estado Bolívar, tras pasar las festividades navideñas con familiares en la ciudad de Barcelona.

Afirma que en las líneas que cubren la ruta hacia el sur del país, alegan que no tienen unidades disponibles y si consiguen, tienen que pagar el costo del pasaje en efectivo.

Ellos dicen que están colapsados, tengo una semana en esto y aún no he podido regresar hasta Ciudad Bolívar, el pasaje cuesta 150.000 bolívares y debo cancelarlo en efectivo y como viajo con mi mamá son 300.000, de dónde yo saco esa cantidad si vas a un cajero y te da 10.000, esto es un abuso, dijo.

Sin respuesta

En recorrido realizado por el equipo de Crónica.Uno por el terminal terrestre portocruzano, se consultó a varias operadoras —Expresos Los Llanos, Camargüi y Aerobuses— por disponibilidad de pasaje hacia la ciudad de Caracas. La respuesta, un rotundo “no”, sin causa alguna.

Lee también
Nuevo incremento del pasaje urbano y suburbano en Aragua

Daniel Marín afirmó haber “arriesgado prácticamente la vida” para poder viajar hasta Santa Elena de Uairén.

Marín llegó a las 4:00 a. m. con casi 2 millones de bolívares al terminal, para comprar el pasaje de él y tres personas más con las que viaja a la localidad sureña. Indicó que el pasaje tiene un costo de 450.000 bolívares, pero la operadora solo vende el pasaje en efectivo.

Tuve que hacer maromas para conseguir todo ese dinero, estoy desde las 4:00 a. m. en el terminal pero nos vamos. Sé que todas las oficinas donde se venden pasajes tienen punto de venta, pero ellos se niegan a utilizarlos, es un riesgo que corrí al venir aquí con ese dinero para viajar, relató.

Con todo el panorama, los choferes se dieron una pausa para despedir a Simón Reyes, el compañero que falleció el pasado domingo, tras ser impactado el autobús de la empresa PeliExpress por una camioneta Trail Blazer en la localidad de Unare.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación