Fuentes internas del centro señalaron que entre enero y febrero han fallecido 19 niños como consecuencia del hambre. La dirección del hospital solo ha respondido con silencio.

Ciudad Guayana. La desnutrición no deja de sumar sus víctimas en el estado Bolívar. En menos de una semana, ha sido noticia que dos niños sucumbieron en la región.

Este jueves murió Franyelis Ramírez, de seis meses. Al momento de su deceso pesaba dos kilogramos. Cuando su familia la llevó al pediátrico Menca de Leoni —que funciona como ala anexa al hospital Doctor Raúl Leoni, en Guaiparo, San Félix— estaba prácticamente desahuciada.

Jesús Miguel Hernández, uno de los tres coordinadores de un grupo de activistas encargados de recolectar comida y ropa para los niños hospitalizados en ese centro médico, especificó que en esa área hay, al menos, 32 bebés con ese mismo padecimiento.

No solo eso: de acuerdo con las investigaciones y las cifras que deslizan algunos médicos que declaran bajo condición de anonimato, entre enero y lo que va de febrero, 19 bebés han muerto por desnutrición en ese hospital.

La situación es cíclica: cuando las familias los llevan, ya el estado de desnutrición es avanzado. La dirección del hospital guarda silencio respecto de estos casos.

Situación precaria

Pero la situación no es solo externa. Dentro del hospital es difícil que los niños reciban una atención adecuada porque, simplemente, el centro no cuenta con los insumos alimenticios necesarios para ello.

Además, “no funciona el banco de sangre, no hay reactivos en los laboratorios, no hay antibióticos, la terapia intensiva está cerrada, no hay guantes quirúrgicos y no hay jelcos”.

Lee también
Pemones cierran vía hacia Brasil para exigir salida de militares de Canaima

Esta semana, además de Franyelis Ramírez, murió Jesús Rodríguez, de cuatro meses, en El Pao, municipio Piar. Su familia denunció que no pudo llegar al ambulatorio local por una protesta que se prolongó varios días.

Foto referencial: Archivo Crónica.Uno


Participa en la conversación