En mercados municipales y supemercados, los precios de tomate, cebolla y pimentón oscilan entre 80.000 y 200.000 bolívares.

Caracas. El consumo de tubérculos sigue registrando demanda. Yuca, plátano, papa, zanahoria y similares ocupan el espacio que dejaron las proteínas, pero sus precios van en ascenso.

Una familia tiene que gastar al menos 120.000 bolívares en un kilo de yuca y plátano. En enero se destinaban 70.000 bolívares, de manera que ese presupuesto subió 71 % en dos meses.

En un recorrido de Crónica.Uno por mercados y supermercados, se evidenció que un kilo de yuca está en 50.000 bolívares y el de plátano en 70.000 bolívares. Otros como ñame, ocumo, apio o batata se encuentran entre 70.000 y 130.000 bolívares el kilo.

La Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) reveló que la dieta del venezolano se centra en arroz, maíz, harina de trigo y tubérculos y la variedad que todavía en 2016 daban las hortalizas se redujo de manera significativa el pasado año.

El  Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda)  informó que en febrero la canasta alimentaria fue 19,8 millones, y en el aumento incidieron los precios de cereales, granos, frutas, hortalizas y tubérculos.

El reporte detalla que solo en un mes los precios de los tubérculos aumentaron 67,2 % y en un año la variación fue 2497 %. Las hortalizas en febrero subieron 75,3 % y en 12 meses, 3630 %.

Imagínate… Si no puedes comprar pollo, carne o pescado porque todo eso está carísimo… Entonces, ¿Cómo te alimentas? Por lo menos esto puede sostener el estómago, comenta Elsa Estrada agregando que hace falta mucho ingenio para cocinar, siempre, con los mismos ingredientes.

Lee también
La inflación acumulada en el primer semestre fue 4684,3%

Asimismo, Estrada señala que se alimenta con hortalizas durante toda la semana e intenta variar su dieta con pastas para que su familia “no se aburra” del mismo menú.

Los costos de las hortalizas impactan en el presupuesto familiar. Un kilo de tomate, cebolla o pimentón está entre los 80.000 y 200.000 bolívares.

Foto: Archivo



Participa en la conversación