Una semana después no hay evidencias de naufragio del bote Ana María

Guiria | trata de personas

El operativo de búsqueda en Güiria, estado Sucre, ha disminuido sin resultados. Este jueves los guardacostas se negaron a recibir a comisión de la Asamblea Nacional que investiga la desaparición y el naufragio del peñero Jhonnalys José, hace un mes.

Caracas. Una semana después no hay rastros de un posible naufragio. Del lado de Güiria, estado Sucre, culminó el operativo de búsqueda y ahora los funcionarios de Protección Civil (PC) rastrearán las costas.

Los familiares de las 33 personas desaparecidas en la embarcación Ana María, que salió desde el muelle de La Playita hasta Trinidad y Tobago, el jueves 16 de mayo a las 4:00 p. m., están desesperados ante la ausencia de información.

Se sienten desamparados, sin ningún organismo del Estado que se avoque completamente a la situación ante la sospecha de que podría tratarse de un secuestro, vinculado a una red de trata de personas. Varios de los que se encuentran en Güiria han sido amenazados de muerte por civiles si continúan denunciando la situación.

Este jueves 23 de mayo la comisión de la Asamblea Nacional (AN) designada para investigar este hecho y el naufragio del peñero Jhonnalys José ocurrido hace un mes, se reunió con los parientes de los desaparecidos en ambos casos.

Lee también
Seis miembros de una familia viajaban en embarcación desaparecida entre Güiria y Trinidad

Los funcionarios del Comando de Guardacosta de Güiria se negaron a recibir a los diputados Carlos Valero, Robert Alcalá, José Noriega, Denncis Pazos y Milagros Paz. Alegaron que únicamente se podrían reunir con los familiares del bote Ana María.

No quisieron recibir a los familiares del primer naufragio y ellos se sintieron burlados. Los funcionarios les preguntaban a ellos cuántos habían desaparecido cuando es una denuncia que tienen desde el primer momento. Ellos deben participar en la búsqueda, dijo el diputado Robert Alcalá.

El parlamentario comentó que las embarcaciones previstas para el operativo estuvieron en tierra este jueves.

Algunos pescadores estaban colaborando, en el primer naufragio les dijeron que iban a recibir apoyo con la gasolina y lubricantes pero no fue así y esto mermó el apoyo.

Una fuente de PC del municipio Valdez de Güiria explicó a Crónica.Uno que las posibilidades de localizar, aunque sea rastros, son cada vez más escasas por la fuerte corriente. En vista de esto la búsqueda se han mantenido hacia Margarita, donde se cree que podría haber algo por la corriente.

Estamos buscando hacia las costas, por orillas, porque el mar todo lo bota y si hay alguna pimpina, bolso o flotador ya podría estar hacia las orillas. Viernes y sábado se buscará y luego quedaremos atento a informaciones para salir a buscar.

En el bote Ana María iban aproximadamente 33 personas, entre ellos tres niños, dos hermanitos —de tres y cuatro años— y un bebé de siete meses. También viajaba una mujer con siete meses de embarazo. El diputado Alcalá dijo que del grupo de pasajeros, 11 llevaban chalecos salvavidas.

Lee también
Seis miembros de una familia viajaban en embarcación desaparecida entre Güiria y Trinidad

A 20 millas de la costa de Trinidad rescataron a un hombre de nombre Alberto Abreu, quien supuestamente era el capitán de ese peñero. Sin embargo, el hombre se encuentra en Granada y hasta el momento no ha sido deportado a Venezuela.

Hace un mes, el 23 de abril, naufragó la embarcación Jhonnalys José con entre 33 y 38 personas a bordo. Dos días después localizaron a nueve sobrevivientes y recuperaron el cadáver de una adolescente de 16 años.

En menos de un mes han desaparecido más de 50 personas en el trayecto de Güiria a Trinidad y Tobago. Autoridades venezolanas no han informado de manera oficial avances de las investigaciones.

Lee también
Investigación del naufragio de Güiria podría quedar bajo el mar

Habitantes de Güiria comentaron a Crónica.Uno que entre ambos países opera una red de trata de personas, que según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es el tercer negocio ilícito más lucrativo del mundo. Esta situación siempre ha sido un secreto a voces entre los vecinos.

De acuerdo con investigaciones, la banda capta a mujeres jóvenes en los estados Anzoátegui, Sucre, Delta Amacuro y Táchira. Les ofrecen trabajos como mesoneras o modelos —por ejemplo—, generalmente personas de su confianza, y al llegar a Trinidad son explotadas sexualmente.


Participa en la conversación