Uniformados e isleros “hacen su aguinaldo” en colas para gasolina

Entre 10.000 y 20.000 pesos, lo que equivale a 1000 y 2000 bolívares soberanos por carro, cobran los uniformados a quienes no quieren hacer cola, pasando por encima de quienes llevan días aguardando por unos litros de combustible.

San Cristóbal. Ya es habitual que en San Cristóbal y demás municipios del estado Táchira las colas para surtirse de gasolina sean maratónicas. Sin embargo, en esta oportunidad la queja es otra, pues muchos usuarios de las estaciones de servicio denuncian directamente a trabajadores de las mismas, así como a funcionarios militares, por, presuntamente, estar cobrando por pases VIP.

A mediados del mes pasado las colas arreciaron y con mucho más fuerza, pese a que habían anunciado el fin de las mismas. Nuevamente, los dueños de vehículos particulares hasta deben pernoctar varios días para poder llenar los tanques de gasolina o gasoil, según sea el caso.

Una de las estaciones con más polémica es la Zerpa, ubicada en la Plaza Garbiras de San Cristóbal. Allí los usuarios denuncian a un sargento de la GNB, quien estaría cobrando entre 10.000 y 20.000 pesos a quienes no desean hacer la cola.

Cómo es posible que en la Estación de Servicio Zerpa los sargentos hagan lo que les da la gana. Hoy permitieron la entrada de un camión 350 coleado delante de unos señores que estaban desde las cinco de la mañana y, desde adentro de la cabina, el conductor cambiaba los chip del parabrisas”, dijo Gabriel Jaimes, quien duró más de diez horas en la cola para surtirse en esta estación de servicio.

Son muchas las denuncias en contra de los uniformados destacados en esta estación de servicio. “El viernes pasado yo lo viví con ese sargento, es un vagabundo, un delincuente y hace lo que le da la gana. A mí me mando a retroceder porque iba a meter una camioneta y cuando le fui a reclamar me dijo que solo eran cinco minutos y que si seguía reclamando iba a perder las horas en cola, y al salir me mandó a tomar un té para los nervios”, reprochó Lairy Delgado.

Lee también
El viejo cono monetario estará vigente hasta el 5 de diciembre

Todas las bombas tienen sus historias. En la llamada “2×3 La Colina”, ubicada en Barrio Obrero, los efectivos de la GNB marcan los carros, pero permiten una cola paralela, donde quienes pagan tienen la prioridad por encima de quienes arriesgan sus vidas bien sea durmiendo dentro de sus carros o llegando a muy tempranas horas de la madrugada.

Marcaron como treinta carros en cola y tienen unos 70 que pagan”, dijo José Méndez.

Tras tres días sin que llegara la gasolina a la estación “La Famosa”, en horas de la tarde-noche de este miércoles arribó la cisterna. Sin embargo, la misma venía sin los precintos de seguridad que le colocan en la planta de llenado ubicada en El Vigía, por lo que hubo que esperar a que resolvieran el problema. Se suponía que descargarían el combustible para surtir en horas de la mañana y a las 2:00 de la tarde del jueves aún las personas aguardaban en la cola, muchas de las cuales estaban desde el domingo.

“Esto es mucho abuso, ayer no echaron (gasolina) porque no tenía el precinto. Hoy porque le faltaba una cosa al sistema de bombeo y debían descargar por gravedad. Aquí nos humillan por todo”, dijo Ramón Palencia, quien desde el domingo tiene su carro estacionado en una de las calles por donde habitualmente se hace la cola.

Lo más alarmante del asunto es que, pese a las denuncias públicas de todas las irregularidades en las estaciones de servicio, ninguna autoridad ha tomado cartas en el asunto, pues pese a prometer que la situación se resolverá pronto, a medida que pasan los días, pareciera cada vez más lejos esa posibilidad.

Lee también
Sancristobalenses no conocen a sus candidatos a concejales

Fotos: Ana Barrera


Participa en la conversación