Directiva de la Universidad Simón Bolívar selecciona nuevo vicerrector académico encargado, debido a la imposibilidad de hacer elecciones y vacío en el cargo. Espera que el Consejo Nacional de Universidades lo ratifique.

Caracas. Las autoridades universitarias de las academias autónomas ya cuentan nueve años sin poder hacer elecciones. La Universidad Simón Bolívar (USB) suma en julio ocho años sin poder cambiar a sus autoridades y la Universidad Central de Venezuela (UCV) cumplió los nueve años en 20 de junio.

Durante estos años se han presentado renuncias y muertes de directivos que han dejado en vilo los cargos. La Ley de Universidades de 2009 modificó los estatus para elegir a las autoridades. Antes solo participaban los profesores y, desde ese momento, tanto estudiantes como personal obrero tendrían la potestad de votar. Los profesores se opusieron a que se violentara la autonomía universitaria. En 2012, cuando comenzaban a renovarse las autoridades, el Tribunal Supremo de Justicia prohibió las elecciones.

Ahora la preocupación de los profesores es que los escenarios de pérdidas o renuncias dejen baldíos los cargos y se pierda la autonomía.

El secretario de la USB, Cristián Puig, explicó que desde diciembre el vicerrector académico de la Simón renunció. En enero, cuando los estudiantes y docentes volvieron de las vacaciones decembrinas, se mantenía el vacío de poder. Por ser una universidad experimental, el Consejo Nacional de Universidades (CNU) debe designar al nuevo miembro académico, pero la academia postuló a dos de sus profesores para someterlos a consideración.

Luego de seis meses, el CNU, aunque había creado una comisión para el caso, postuló a un profesor que no trabaja en la USB y no fue aceptado. Luego no tomó más decisiones. Durante la semana de cierre del mes de junio, en Consejo Universitario, las autoridades designaron al profesor Oscar González como el elegido y esperan que el CNU lo ratifique. El docente se desempeñaba como Decano de Extensión y es profesor titular del Departamento de Mecánica.

Lee también
Autorizan al CNE Bs. 240 millardos para las elecciones

“Desde que asumimos como autoridades hemos sufrido una secuencia de eventos: bajo presupuesto, los profesores tienen baja remuneración y se van del país, no podemos hacer elecciones de autoridades y ahora están metidos en el ingreso de estudiantes. Como autoridades mantenemos la universidad abierta con la mejor calidad posible”, contó Puig.

En la Universidad de Oriente el luto dejó en vilo la autonomía. Esta vez, el secretario Juan Antonio Bolaños Curvelo falleció en diciembre de 2015. El CNU impuso a un profesor que no fue reconocido por las autoridades. Por ahora, el encargado es el profesor José Gerónimo Marcano.

En la Universidad del Zulia también falleció la vicerrectora administrativa María Guadalupe Núñez en julio del año pasado. Ahora permanece un profesor encargado en el puesto.

Foto referencial



Participa en la conversación