Una salida en familia tan solo al cine puede costar mínimo 70.000 bolívares y hacer un almuerzo en el Parque del Este son 50.000 mínimo.

Caracas. Las vacaciones son la época más esperada por los chamos después de un largo año escolar, sin embargo, los altos precios impactan en la recreación.

Melisa Marquez, vendedora en un local de ropa en La Hoyada, comentó que estas vacaciones han sido horribles para su hija de 6 años, la cual ha tenido que acompañarla todos los días a trabajar porque no tiene para meterla en un plan vacacional y muy poco han salido en estas vacaciones porque todo “está muy caro”.

No he tenido oportunidad de llevar a la niña a ningún lado porque todo se me va en comida o en otros gastos, me pone triste que no la puedo mandar a un plan vacacional porque todos los que vi están carísimos. Ella está aburridísima de estar encerrada aquí pero no puedo hacer nada, la situación no me deja.

Un paseo al teleférico en el Ávila tiene un costo de 3000 bolívares por adulto y 1500 por cada niño. Si una familia de 4 integrantes decide pasar una “tarde diferente”, solo en pasaje gastará entre 9000 a 12.000 bolívares, más los gastos de consumo en un sitio donde un vaso de chocolate caliente tiene un costo de 4500 y una pequeña cachapa se vende en 7500 bolívares.

Según Antonio Quintana, abogado residenciado en La Candelaria, que decidió pasar un domingo junto con su esposa e hijo en el Ávila, cuenta que gastó casi 200.000 bolívares en su última subida a la montaña. Más que todo gastamos en un almuerzo en Galipán, todo en el menú estaba hasta más caro que en un restaurante en Las Mercedes, me imagino que los precios son por la temporada porque en todos lados era lo mismo, incluso un sándwich pequeño de pernil estaba en 15.000. Lo que me sorprendió es que era domingo y no estaba tan lleno como antes que ni se podía caminar.

Lee también
Los altos precios convierten en un lujo la salida al cine

Otros planes como una tarde en el Parque del Este también pueden llegar a costar una millonada, en el caso que una familia decida hacer un picnic para 4, limitándose a llevar sándwiches preparados desde casa debe considerar que medio kilo de queso amarillo no baja de 15.000 bolívares, igual que un paquete de pan; medio kilo del jamón más económico son 12.000 bolívares, y los refrescos de 2 litros está a 8000 cada uno. Mínimo, un gasto de 50.000 bolívares en un plan básico.

Ir al cine se consideraba antes de unos de los entretenimientos más económicos y uno de los favoritos de los chamos, pero los elevados precios han convertido este entretenimiento en un lujo que muy pocos se pueden permitir ya que una familia requiere de mínimo 70.000 para disfrutar de una función junto con el combo de cotufas y refrescos.

Sin importa cuál sea el plan, los más pequeños son los perjudicados. Los venezolanos destinan más de la mitad de sus ingresos a la alimentación y los pequeños placeres familiares han quedado en segundo plano.

Foto referencial: Cristian Hernandez.



Participa en la conversación