Los drenajes colapsaron, las consultas de Traumatología se suspendieron temporalmente. 62 obreros están de brazos caídos porque no les pagan y limpiaban solo con agua.

Caracas. Al hospital José María Vargas le cayeron las siete plagas. A la escasez de insumos, medicinas y de personal, se le suman otros problemas que tienen con los pelos de punta a los pacientes: el personal de limpieza está de paro —no hay quien limpie pasillos, baños, salas de hospitalización y pabellones—, y ahora espacios como la Emergencia y el área de Traumatología se inundan debido a las lluvias. Las consultas en ese servicio se suspendieron temporalmente.

Ivonne Muñoz, enfermera y vocera sindical, dijo que en este centro asistencial tipo IV no hay nada. Escasean los implementos de limpieza, las medicinas y hay déficit de empleados.

Explicó que los pacientes deben llevar hasta los tubos para las muestras de sangre, los sueros y las medicinas esenciales. En ese puesto asistencial no hay Rayos X. “Así que si alguien tiene una emergencia es mejor que no venga al Vargas”, recomendó Muñoz.

“Los baños dan asco, hay muchas moscas y gatos”, relató Eugenia Cáceres, paciente de Medicina Interna.

enfermeras limpiando
El personal de enfermería salió a limpiar los pasillos.

Por si fuera poco, hay servicios que tienen deficiencias en la infraestructura y, como sucede en el área de trauma shock, no cuentan con aire acondicionado.

“Esa es una situación que se ha denunciado insistentemente. Pero ahora la crisis se hace más fuerte porque no hay material para limpiar el hospital. En consecuencia, está inmundo y es un foco de contaminación”, sostuvo Muñoz.

Sin limpieza

Como resultado de la falta de productos de limpieza como cloro, jabón y desinfectante, los trabajadores de limpieza se declararon en paro.

No agarran un cepillo desde hace cuatro días. “Y no es porque no queremos. Es que no tenemos implementos para trabajar. No nos dan guantes ni tapabocas. Tenemos que sacar las bolsas de basura como quien dice a ‘rin pela’o’. Hace poco a una compañera se le dislocó un hombro por estar cargando tobos de agua. Le dieron reposo y le descontaron esos tres días. En esas condiciones es que estamos trabajando. Además, desde hace cuatro semanas que no nos pagan los salarios”, denunció Yuli Achique.

En total son 62 trabajadores repartidos entre el hospital Vargas y el Banco de Sangre. Ellos limpian los pasillos, sacan las bolsas de basura y algunos pabellones.

“Los pacientes tienen que caminar entre las bolsas, en estos días había 20 bolsas en un pasillo”, apuntó Muñoz, alarmada.

Lee también
Por fallas en los aires suspenden operaciones en el Hospital Vargas

Y lo que faltaba: las recientes lluvias generaron estragos. “La causa de se que inundara la entrada del edificio viejo, parte de la emergencia y los accesos hacia las consultas de Traumatología, la tiene la falta de mantenimiento. Los drenajes no funcionaron y se taparon”.

entrada inundada

La sindicalista dijo que en ocasiones, cuando caen  aguaceros, hay espacios que se anegan. “Pero esta vez fue feo porque se desbordaron las aguas servidas y entró mucho barro. El director Tirso Silva dijo que eso era culpa de nosotros. Incluso me maltrató cuando fuimos a pedir respuestas. Me alzó la mano. Nosotros estamos cansados que las autoridades le den largas a este problema”, denunció.

El miércoles en la noche sacaron a los milicianos a limpiar los pasillos, relató, y por eso el hospital está operativo. “Pero se nos está cayendo por la poca inversión que se le hace. ¿Cómo puede ser posible que los obreros tengan que llevar una bolsita de jabón para pasar coleto?”, sentenció Muñoz.

Fotos: Mabel Sarmiento



Participa en la conversación