Este centro está cerrado desde hace un mes, producto de un cortocircuito en las instalaciones. Los vecinos de esas parroquias no tienen asistencia médica y deben ruletear las emergencias de otros hospitales.

Caracas. No eran todos los que tenían que estar. Pero quienes lo hicieron se unieron en una sola exigencia: “Abran el hospital de Coche”.

Fueron los vecinos de las parroquias Coche, El Valle y Santa Rosalía quienes se apropiaron de esa frase y se concentraron en los alrededores del puente de La Bandera, para demandar el derecho a la salud.

El pasado 9 de noviembre ocurrió un cortocircuito que dejó inoperativas todas las instalaciones del centro asistencial.

Sacaron a todos los pacientes y los refirieron a otros puestos asistenciales. Desde entonces, los habitantes del suroeste caraqueño no tienen centro público en el cual atenderse las dolencias.

Dicen que los ambulatorias de Barrio Adentro no tienen ni Rayos X y, si ocurre una emergencia con un infante, el hospital Pediátrico Hugo Chávez de El Valle no tiene los insumos necesarios para dar la atención primaria.

En el muro de la pasarela, colocaron carteles con las quejas vecinales.

“Piden hasta las mariposas con las que toman la vía a los niños”, dijo una de las manifestantes.

Por ello, un grupo de casi 60 vecinos decidió apostarse por más de media hora en el puente de La Bandera, con dirección a El Valle. Mostraron pancartas alusivas a la violación del derecho a la salud y en el muro de la baranda de seguridad pegaron papeles con sus quejas puntuales, a las que añadieron la precariedad de los servicios públicos.

José Valdez, vecino de Los Jardines de El Valle, dijo que el hospital está cerrado, pero que antes del evento con el cortocircuito ya no tenía insumos y el personal tenía muy bajos sueldos, situación que, según él, compromete la salud de los habitantes de las dos parroquias.

Lee también
Usuarios improvisan lista en la sede principal del Saime para aguardar por un turno
Desde hace un mes está cerrado el único hospital público de la parroquia Coche.

Cuando eliminaron la Alcaldía Metropolitana me quedé sin seguro médico, ahora vivo de mengua. No pensé que a mis 76 años estaría viviendo esto. Yo no quiero pernil ni Clap, quiero vivir bien, dijo Alcira Belisario, manifestante.

Valdéz recordó que este fue un hospital piloto, escogido por Nicolás Maduro durante su época como canciller de la República. Y ahora no hay servicios. A la gente no le queda otra que acudir a los CDI, lugares en los cuales también es frecuente la escasez de medicinas e insumos. Estamos a la buena de Dios, justo en una época que se caracteriza por la presencia de muchos virus y enfermedades respiratorias. Los pobres estamos condenados a una muerte segura, dijo.

María González, también residente de la parroquia El Valle, sumó a la queja de Valdez el hecho de que colapsaron todos los servicios: el gas, la telefonía, el agua, la recolección de los desechos, el transporte.

“Aquí la gente recorre todos los hospitales. Tenemos el de Coche cerrado, pero la crisis es general. El enfermo tiene que ruletear las emergencias a ver en cuál de ellas le prestan atención”, comentó.

En febrero de 2013, Nicolás Maduro visitó de sorpresa las instalaciones del Periférico de Coche, donde anunció todo un plan de rehabilitación. “Hemos hecho una visita muy puntual a la unidad de servicio de Traumatología, escuchamos a parte de la comunidad y médicos. Hemos decidido intervenir el hospital de Coche para ir a un proceso profundo de reestructuración”, dijo.

Queremos que culminen el acueducto para El Valle, más alumbrado público, poda de árboles, insumos médicos, que mejoren todos los servicios, dijo Alonso Becerra, manifestante.

Asimismo, anunció que sería revisado lo relativo a la infraestructura, dotación de equipos y de personal, ya que según indicó se requieren médicos de diversas especialidades, sobre todo pediatras. “Coche deberá ser un modelo especial para la recuperación de los hospitales del país que se encuentran en condiciones similares de deterioro”, recalcó en ese entonces.

Lee también
Usuarios enardecidos: sin ferrocarril y sin transporte público

Lo de modelo quedó en el recuerdo, pues el centro, que además es referencia nacional de Toxicología, se vino a menos. Los fines de semana ni siquiera había servicio de Pediatría.

Ahora, Maduro, como presidente de la República, no se ha pronunciado sobre el cierre del hospital.

Por eso los vecinos salieron, y —mientras los funcionarios de la Fuerza de Acciones Especiales (Faes), custodiaban una fiesta infantil para los trabajadores de la organización que se realizaba en el parte de atracciones mecánicas de La Bandera— vociferaban a los transeúntes y conductores la crisis que se vive en esta zona de Caracas: “No tenemos hospital, no llega el gas, estamos sin Cantv y sin transporte”.

El diputado por ese circuito del partido Primero Justicia, José Guerra, y otros dirigentes vecinales acompañaron la acción de calle, que se repitió simultáneamente en la redoma de La India, en La Vega.

Pidieron respeto a los Derechos Humanos.

Participa en la conversación