Vecinos de La Candelaria engrinchados con “invasores de oficio”

Cerca de 70 personas se metieron en un estacionamiento, sobre el cual pesa una medida de ocupación temporal dictada por el Ministerio para el Hábitat y Vivienda. Pero los residentes se opusieron y presionaron para su desalojo.

Caracas. El grito “con Maduro me resteo” sonaba sin descanso por los alrededores de la esquina Tracabordo, en la parroquia La Candelaria. De fondo, el eco de las cacerolas desde las ventanas cercanas le hacía distorsión y, al final, de la mezcla salió un ruido más fuerte que enrareció todo el ambiente y dio paso a la acción: a la invasión número 32.

A eso de las 6:00 a. m., cerca de 70 personas se metieron en el estacionamiento Tracabordo que tiene una superficie aproximada de 2800 metros cuadrados.

Llegaron con banderas, con pancartas y hasta con un pendón que reproducía la Gaceta Oficial N° 6234 Extraordinario, en la cual aparecen no menos de 50 decretos de ocupación temporal de terrenos ubicados en Distrito Capital, Portuguesa y Vargas.

Los invasores llegaron en autobús particular.

En esa Gaceta, de fecha 1° de julio de 2016, aparecen los nombres de los colectivos a los que se adjudican esos espacios “para que desarrollen proyectos de vivienda”.

Tomando en consideración la medida emanada del Ministerio para el Hábitat y Vivienda fue que el colectivo “Campamento de Pioneros, luchadores de mi patria”, se congregó en el estacionamiento.

Llegaron en un autobús particular, algunos armados, y obligaron a uno de los trabajadores a abrir el portón”, dijo Carlos Julio Rojas, activista comunitario de la parroquia.

Lee también
A 16 años del deslave no paran las invasiones en El Blandín

Cuando el colectivo, entre los que se mezclaban personas de la tercera edad y niños, se apoderó del espacio, más nadie pudo entrar al recinto. Únicamente los que tenían carros estacionados ahí podían sacar sus vehículos. “Pero no van a volver a entrar”, atinó a decir Donaldo Cardozo, uno de los promotores de la toma, quien indicó que tenían ya listo un proyecto habitacional para beneficiar a 70 personas de diferentes zonas. Se trata de bloques de cinco pisos.

El estacionamiento aún estaba en funcionamiento.

Cardozo aseguró que no desocuparían los espacios “pues eso es una orden presidencial”.

Mientras este grupo vociferaba consignas a favor de la revolución socialista, otros desde la acera ubicada al frente mostraban su descontento frente a las invasiones y a las expropiaciones.

Y es que desde noviembre pasado sobre este estacionamiento pesa una medida de expropiación que aún no se ha consumado, según informó Rojas. “Nosotros nos oponemos, debido a que ese aparcadero aún está en funcionamiento y además ninguna de esas medidas fueron consultadas con el poder popular, que somos todos los vecinos”.

Los ocupantes ilegales dicen que van a construir torres de cinco pisos.

Rojas, quien además es el coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas  y de la Asamblea de Ciudadanos de La Candelaria, destacó que en estos 10 años han ocurrido 32 invasiones a edificios e inmuebles, y en todo el norte de la ciudad la cifra alcanza 132 ocupaciones ilegales.

Por eso no estamos dispuestos a permitir más acciones como esta, que además han traído inseguridad y más miseria a la zona”.

Aunque el grupo que adversaba la toma era menos en cantidad, la presión llevó al desalojo pasado el mediodía.

Adrián Herrera, representante del Ministerio de Interior y Justicia, medió para que todo transcurriera en santa paz y los conminó a sentarse en una mesa con los entes respectivos.

Se amparan en una gaceta oficial que los autoriza a la ocupación temporal.

Sin embargo, los vecinos destacaron que ellos no irían, debido a que eso significaría avalar la invasión.

En el ínterin se escucharon comentarios de algunos de los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana que en vez de calmar los ánimos, avivaron el fuego: “Estamos en socialismo y si no les gusta, se van”, dijo uno a un par de señoras que protestaban por la irregularidad y la forma como se apropiaron de los espacios.

Lee también
72 familias llevan cinco años en una invasión esperando las casas prometidas

Al final, los “tomistas” salieron con el mismo grito con el que entraron: “Con Maduro me resteo” y “No somos invasores, somos pobladores”, mientras los vecinos observaban sin caer en provocación. No obstante, dijeron que no permitirán más atropellos en la zona. “Además ya se hizo un estudio en ese estacionamiento y no es apto para la edificación de viviendas. Por debajo pasa una quebrada y eso lo sabe la gente del ministerio”, señaló Rojas.

Los vecinos llegaron al sitio para rechazar la acción.

A escasas cuadras hay otro lote de terreno, un poco más de mil metros que, en la misma Gaceta 6234, fue asignado al colectivo “Campamento de pioneros, luchadores de mi patria”.

Por lo momentos, el estacionamiento queda afectado. Se supo que mientras se negocia y se aclara la medida oficial no estará abierto al público.

Pasado el mediodía los desalojaron.

Fotos: Francisco Bruzco


Participa en la conversación