Vecinos de Los Mangos denuncian distribución de agua “sin resguardo sanitario”

agua

En un camión vactor se distribuyó agua a vecinos en La Vega que tienen más de un mes sin recibir el suministro. Habitantes de la comunidad se mostraron preocupados porque consideran que el camión utilizado para la distribución no reúne los requerimientos sanitarios necesarios. 

Caracas. Después de mes y medio sin agua, algunos habitantes de la comunidad de Los Mangos, en La Vega, recibieron agua la semana pasada. Sin embargo, el suministro fue realizado a través de un camión vactor de la Alcaldía de Caracas, sin ningún tipo de garantía sobre la salubridad del agua, lo que generó preocupación entre vecinos de la zona.

Este tipo de camiones, explicaron habitantes del lugar, son utilizados por la Alcaldía para la limpieza y mantenimiento de los sistemas de aguas servidas y alcantarillados. No puede ser que utilicen estos vehículos para distribuir aguas blancas a las personas, dijo a Crónica.Uno Ana Brazo, vecina del lugar. Dudan que el agua que se les brindó esté apta para el consumo humano.

Brazo comenta que investigó sobre el funcionamiento de las unidades y que estas no son aptas para dar respuesta a la problemática de agua que se vive en el lugar.

«Hasta los momentos las autoridades no han llevado cisternas ni nada. Dicen que hasta tanto no sea recabada una determinada suma de dinero, no mandarán las cisternas. Nosotros tenemos mes y medio sin agua, pero hay sectores de más arriba que tienen más tiempo sin agua, dijo.

La denuncia no queda ahí. Según los testimonio de vecinos, este camión llevó agua al edificio porque una persona contactó directamente a trabajadores de la Alcaldía; no porque el ente haya decidido distribuir agua a todos los sectores afectados. Aunque la diligencia fue a título personal, habitantes de diferentes sectores recibieron el suministro.

Lee también
En dos días asesinaron a tres madres en la Gran Caracas

Hernán Papaterra, planificador ambiental y social, sostiene que el agua trasladada de esta forma pudiera estar contaminada por microorganismos patógenos y químicos tóxicos.

La calidad del agua potable es condición indispensable para garantizar la protección de la salud pública, siendo que las enfermedades relacionadas con la contaminación del agua de consumo tienen una gran repercusión en la salud de las personas, dice el experto.

Papaterra insiste en que es un deber de las autoridades sanitarias y municipales realizar un monitoreo constante de la distribución inadecuada de agua potable para evitar daños físicos y biológicos por microorganismos patógenos que pudieran estar presentes en aguas no inocuas.


Participa en la conversación