En algunas zonas de Caracas para tener acceso a las cajas CLAP, no solo hay que estar inscrito en el partido de gobierno, sino que hay que demostrarlo  teniendo el carnet del PSUV.

Caracas. En las comunidades Simón Rodríguez y en Pinto Salinas, no solo es obligatorio estar inscrito en el PSUV para recibir el beneficio de los CLAP, sino que hay que demostrarlo. En el mencionado sector le exigen a las personas que integran la red de distribución de los CLAP demostrar la militancia teniendo el carnet del partido de gobierno.

Ana Mijares, habitante de la zona, denunció que están revisando a los miembros de los CLAP y sacando a los que no poseen el documento, aunque estén inscritos en el partido oficialista.

“Al final se demuestra que es un mecanismo de control político que el Gobierno quiere tener sobre los ciudadanos. No les importa si la persona está identificada por su comunidad, si busca que la distribución se haga de manera justa y que todos los beneficios lleguen al sector, que es lo que realmente debería prevalecer”, expresó Mijares.

En otras zonas de Caracas, se insiste en que para ser beneficiario de los CLAP debe poseerse el carnet de la Patria.  Una residente de la parroquia Candelaria, que prefirió no identificarse, señaló que el gobierno insiste en que la gente tenga el Carnet de la Patria como un requisito para recibir la caja CLAP. “En el edificio donde vivo, y tengo entendido que también en otras comunidades, les han dado un poco de larga a lo del carnet. Hay consejos comunales que retrasan el asunto, pero el gobierno presiona para que todo el mundo tenga el Carnet de la Patria”.

Lee también
Desiertos los centros de votación en San Cristóbal

La vecina de Simón Rodríguez expresó que:  “una de las cosas que siempre ha criticado es que el gobierno ha hecho que todos se encarguen de la distribución de la miseria”. Mijares relató que cuando la caja llega a la comunidad, los residentes tienen que activar una red para distribuirla a edificios que tienen aproximadamente 150 apartamentos, en los que viven hasta 5 familias en uno solo y que necesitan más de una caja para que les alcance la comida.

“Sin duda, el gobierno creó un mecanismo para tener a la gente ocupada repartiendo la miseria. Cuando se entregan las cajas, todo el mundo está pendiente. Se tiene que estar alerta de quienes las traen, quienes las ordenan. Todo el día la gente está ocupada en recibirla”, dijo.

“Se seguirá dependiendo de la caja”

El vicepresidente del Área Económica, Tareck El Aissami, informó que a partir del 1° de octubre entró en vigencia el nuevo precio de la caja CLAP a 100 bolívares soberanos, que equivalen a 10 millones de bolívares fuertes.

El jefe de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, Freddy Bernal, también lo anunció por Twitter: “Se informa a los estados mayores de los CLAP que por instrucciones del vicepresidente económico, Tareck El Aissami, la caja CLAP tendrá un valor de 100 bolívares soberanos, los cuales serán cobrados a partir del 1 de octubre”.

Mijares expresó que todo el mundo se ha quejado por el incremento y que todavía no las han entregado al sector. “Cuando se anunció el aumento, la gente dijo que si venía a ese precio tan exorbitante no provocaba comprarla porque los productos son muy malos. Sin embargo, hablé con un vecino y me dijo que medio cartón de huevos está en 150 bolívares soberanos, lo que quiere decir que se seguirá dependiendo del CLAP porque evidentemente la inflación está devorando todo”.

Lee también
Analistas expresan visiones opuestas sobre el 9-D y OEV reporta irregularidades

La vecina de Candelaria coincidió con Mijares. Añadió que por el alza de los precios y la escasez de comida, muchas personas compran la caja porque trae productos que no consiguen, a pesar de que el contenido no sea siempre el mismo.

Foto referencial


Participa en la conversación