El pasado 26 de julio se llevaron un saco de papelón, 20 kilos de harina de hojaldre, el dinero ahorrado en la panadería. Los malandros además destruyeron unas ventanas y robaron equipos de cocina.

Caracas. El pasado 26 de julio los hampones entraron en horas de la madrugada a la escuela ecológica Canaima, ubicada en la parroquia La Vega. Se llevaron Bs. 60.000 (dinero de la panadería de la escuela), una rebanadora industrial, una licuadora, un teléfono, esencias para la preparación de los panes, un saco de papelón molido que costó Bs. 62.000, 20 kilos de harina de hojaldre y cinco kilos de esa masa.

El golpe de la delincuencia dejó a las maestras y a los padres y representantes con un trago amargo, pues creen que los malhechores harán otra incursión en esta temporada vacacional.

En este ataque, además del robo de material, dinero y equipos, dañaron una de las piedras de los hornos, deterioraron varias ventanas e hicieron un boquete en la pared de la panadería.

canaima 1
Los maladros rompieron los barrotes de las ventanas.

Como anticipación a esos actos, este miércoles bien temprano la directora, Sixta Cortez y docentes e integrantes de la comunidad educativa se reunieron para establecer acciones preventivas.

“Claro que hay miedo, hasta yo que antes no tenía miedo a que esto ocurriera. La escuela ecológica Canaima no es atacada tan seguido, solo una vez hace dos o tres años y yo misma fui casa por casa buscando los equipos que se robaron. Pero ahora la situación es otra y los padres y representes sienten algo de temor, por eso queremos que se involucre todo el sector, pues la escuela le pertenece a todos. Los vecinos deben empoderarse de sus espacios”, dijo la educadora.

Lee también
Al Gobierno le interesa saber cuántos alumnos migraron del sector privado al público

La escuela ecológica Canaima fue creada en 1981 y es subvencionada por la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC). De ahí que sus recursos operacionales son limitados. El dinero que se recauda con la venta del pan es usado para surtir el comedor y así fue que se garantizó la alimentación hasta finales de año a 546 alumnos, desde preescolar hasta Tercer Año de bachillerato.

canaima 4
En la cocina hicieron destrozos. Dañaron partes de los hornos.

Por ahora en la institución se realiza el plan vacacional para los niños de la zona, pero culmina en un par de semanas. La cuestión es qué va a pasar después. En la reunión de este miércoles se propuso la coordinación de actividades para la comunidad, y la directora Cortez estuvo de acuerdo en prestar los espacios.

“No queremos llevarnos las cosas a nuestras casas, ¿por qué tenemos que cargar con los equipos? La idea es que entre todos apliquemos algunas medidas, nos comuniquemos y avisemos si está pasando algo”, destacó.

El viernes van a tener una segunda reunión a partir de las 6:00 pm para concertar los acuerdos. Entre tanto, un grupo de vecinos se comprometió a hacer guardias nocturnas para evitar nuevos robos.

canaima 2
Pretendieron abrir un boquete, pero se encontraron con un aparto industrial que no se podía mover.

La escuela está ubicada en el empinado de una montaña. Por ese lado no tiene protección alguna que impida el paso de los desconocidos. Los cercanos a la institución estiman que por esa zona fue que entraron los ladrones. Además en la ladera hay una invasión.

Otros colegios de la zona también han caído en manos de la delincuencia. La escuela Andy Aparicio (de Fe y Alegría) se salvó el fin de semana pasado porque cuando los malandros cortaron unos alambres sonó la alarma.

Lee también
Trina Bajo lleva 10 años sudando la gota gorda para lograr la convivencia

“No obstante, hay otros liceos como el Araguaney que lo tienen de sopita. Por eso debería unirse toda la comunidad, pedir mayor protección y una alcabala policial”, apuntó uno de los vecinos del sector.

Fotos: Mabel Sarmiento



Participa en la conversación