Hace un mes el colector de aguas negras de la comunidad colapsó por falta de mantenimiento. Hidrolago dice que los camiones no tienen cauchos para salir a hacer las reparaciones.

Maracaibo- El olor putrefacto de un río de agua verdosa que recorre seis cuadras del sector El Gaitero, en la parroquia Luis Hurtado Higuera, al sur de Maracaibo mantiene a sus habitantes desesperados. Hace un poco más de un mes el colector de aguas servidas de la calle 77 colapsó, desde entonces son innumerables las veces que los vecinos han pedido a Hidrolago su asistencia para reparar la tanquilla y hasta ahora no han obtenido ninguna respuesta.

Verónica González, vecina, dijo: “hemos ido muchas veces a Hidrolago para que nos solucionen esto, llevamos cartas, hacemos los reportes vía telefónica, hacemos todo lo que nos dicen y ya la última vez fueron más claros, dijeron que los camiones no tienen cauchos para venir, así que al parecer no tenemos solución”.

40% de los niños de la comunidad ya presenta enfermedades de la piel. Foto Mariela Nava

Según Carmen Araujo, integrante del consejo comunal de la zona, en la comunidad hay un aproximado de 200 niños y más de 40% ya presentan escabiosis, manchas en la piel, diarrea y fiebres muy altas. “Aquí de cada rato salen las madres desesperadas corriendo con el muchacho para la avenida a ver quién las socorre porque los mata la fiebre, esto es insoportable, y todo por esa agua. Ahorita usted la ve clarita porque hay agua, pero cuando no hay por esa tanquilla lo que sale es pupú”.

Más problemas sin solución

En la misma calle hay un módulo de la Misión Barrio Adentro que en lo que ha transcurrido de año no ha funcionado de manera permanente. Carol Franco, comentó: “ahí no dan nada ya, hace años que no nos dan ni para la fiebre de los muchachos. La doctora que hay no quiere ni venir, puede pasar meses sin verse por aquí, pero si uno va al centro allá consigue todas las medicinas de Farmacuba en los puestos de Las Pulgas. Esta semana me tocó comprar Amoxicilina para mi hijo porque con el agua sucia esa ya tiene infección y la conseguí allá en 45 mil bolívares de farmacia cubana”.

Lee también
Líderes comunitarios reconocieron labor de Crónica.Uno: "Es un medio que dice las cosas como son"

La alimentación también es precaria en cada casa o rancho de esta comunidad que colinda con el Municipio San Francisco. Hace tres meses que no les llega la caja del Clap, que aunque aseguran les llega completa solo la han recibido dos veces en su vida. El día a día lo resuelven con un menú general, que es para lo que a la mayoría de los habitantes les alcanza: plátano, yuca o topocho con huevo o sardina.

Los vecinos de El Gaitero ponen un plato sobre la mesa solo dos veces al día, en su mayoría. “Yo no hago desayuno, sino que le doy a los muchachos un pedazo de yuca o plátano con mantequilla para que aguanten, los grandes no comemos y por ahí como a las cuatro hago la comida del día, hasta el otro día”, relató Génesis Hurtado, madre de cinco niños.

El clamor de las familias de esta zona “olvidada” de Maracaibo es que las autoridades puedan reparar el bote de aguas negras y se regularice la entrega de las cajas Clap.

Fotos Mariela Nava



Participa en la conversación