En la zona, a pocos metros de la autopista Valle-Coche, se desplegó desde bien temprano el anillo de seguridad del Ministerio de la Defensa. De hecho, para hacer cobertura en el liceo Pedro Emilio Coll, uno de los centros pilotos, había que estar acreditado por el Minci, aun teniendo las credenciales del CNE negaban el acceso a la prensa.

Caracas. Vecinos de las Residencias Venezuela, que han sido víctimas de la fuerte represión por parte de los organismos de seguridad del Estado, dieron la bienvenida a la parroquia Coche al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, con un fuerte cacerolazo.

Durante la mañana de este domingo 30 de julio, el anillo de seguridad del Ministerio de la Defensa se desplegó por la zona, que en estas últimas semanas ha estado muy activa con protestas y cierres de vías en contra de las políticas del presidente Nicolás Maduro y en rechazo a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

En el liceo Pedro Emilio Coll, ubicado a pocos metros de la autopista Valle-Coche y del Fuerte Tiuna, estaba todo organizado para la llegada del militar, un hombre clave dentro de la esfera política, el mismo que ha dicho que los soldados son chavistas, socialistas y antiimperialistas.

De hecho, para hacer la cobertura en el liceo Pedro Emilio Coll —uno de los centros piloto— había que estar acreditado por el Minci, aun teniendo las credenciales del Consejo Nacional Electoral (CNE) negaban el acceso a la prensa. Todo por la asistencia del general, que llegó pasado el mediodía.

Lee también
En cuadernos y hojas blancas anotan los electores en el liceo Luis Cárdenas Saavedra en El Valle

Su entrada al liceo se hizo de forma rápida. Ahí votó y luego declaró que el país estaba en calma y que solo hay unos focos de violencia en los estados Táchira, Mérida, Trujillo y Zulia, hechos que han dejado un saldo aproximado de 100 máquinas de votación destruidas.

Pero mientras declaraba a la prensa, en su mayoría oficial, a menos de 100 pasos sonaron las ollas vacías.

Los vecinos reportaron que mientras protestaban, funcionarios del Conas y del Sebin intentaron ingresar por las áreas verdes.

Las patrullas pasaron por la avenida Guzmán Blanco, situación que puso en alerta a los residentes de la urbanización Carlos Delgado Chalbaud.

Foto AVN


Participa en la conversación