En Caracas, y también en Maracaibo, ya se han denunciado casos en los que se les ha advertido a las comunidades que quienes no votaron por Nicolás Maduro el pasado 20 de mayo no recibirán más las cajas que distribuyen los Comités Locales de Abastecimiento y Producción.

Caracas. Sin saber los resultados de los comicios del pasado 20 de mayo, los vecinos de las zonas populares que, desde sus puertas y ventanas, veían los centros electorales desolados, comentaban entre ellos: “Ahora sí nos van a quitar las cajas del Clap”.

No se trata de un mito urbano. Ya en pasados procesos electorales se ha recurrido a la amenaza antes y después de los resultados. Hasta el mismo presidente Nicolás Maduro, cuando hizo pública su molestia al no obtener los numeritos deseados en diciembre de 2017, amenazó, si bien no con quitar las cajas del Clap, con la posibilidad de que no se construirían más viviendas, porque, según él, el pueblo le había dado la espalda.

Antes del 20 de mayo, en muchas zonas populares pidieron el dinero para la entrega de las cajas que distribuyen los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). En zonas como El Cementerio se espera la entrega de la comida para estos días. En la Cota 905 estuvieron todo el fin de semana pasado convocando a los vecinos para lo mismo.

Además de las cajas, en varias zonas de Coche vendieron combos de pollo y verduras, pero solo para un grupo restringido, principalmente oficialista.

Lo que me dijeron es que para las próximas cajas voy a necesitar el carnet de la Patria. Me lo pedirán, incluso, para ir al hospital. Yo no lo tengo, destacó Josefina Díaz, habitante de la urbanización Carlos Delgado Chalbaud.

Pero el temor podría convertirse en realidad. En calles de Antímano, los consejos comunales ya están informando a los vecinos que se va a actualizar el censo de los que reciben el beneficio.

Nos han dicho que van a depurar, a verificar con el carnet para ver quién votó y quién no, dijo una vecina que no quiso que la identificaran para evitar represalias.

En Los Jardines de El Valle, los miembros del consejo comunal de la calle 8 convocaron, dos días después de las elecciones, a familias de la zona para advertirles las medidas que tomará el Ejecutivo por la abstención durante el 20-M. Varias familias indicaron que el propio Nicolás Maduro ordenó excluir de los Comités a quienes no votaron.

Lee también
Antímano pide un "cariñito" para su iglesia Nuestra Señora del Rosario

Los más perjudicados con la medida serían los adultos desempleados y las mujeres solteras con niños. Los residentes resienten la represión no verbalizada con la que el Gobierno coacciona a quienes están en desacuerdo con su gestión. Las cajas de alimentos, dijeron los afectados, no serán entregadas más a quienes no se anotaron en la lista de votantes que llenaron los chavistas el día de la contienda.

Es una injusticia. Primero el Gobierno te quita la capacidad de compra; luego, te lanza las migajas y, después, amenaza con quitarte lo poco que te da, dijo una vecina, cuyo nombre pidió reservar.

En el ámbito de la administración pública también se dejó correr la noticia de despidos a quienes no estén con el proceso. Lo que nos han dicho es que la revolución se profundizará, se radicalizará. Nos dieron un aumento hace poco y ahora nos lo están sacando en cara, dijo un trabajador, quien pidió que no se revelara la dependencia para la que trabaja.

De hecho, durante todo el domingo fue constante que chequearan a los empleados de los ministerios y mandaran mensajes de texto para obligarlos a ir a las urnas electorales.

En Maracaibo sí castigarían a quienes no votaron

En las parroquias del oeste y del norte de la ciudad de Maracaibo todavía no han llegado las cajas del Clap. Marbelis Osorio, líder comunitaria del partido de Gobierno en la parroquia San Isidro, confirmó que, cuando estas vengan, serán entregadas solo a algunos.

La orden que tenemos es que los que votaron por Maduro deben recibir sus cajas si pasaron por el punto rojo con el carnet de la Patria. Lo más seguro es que a los opositores se les retire el beneficio.

Los habitantes de Raúl Leoni, Rafael Urdaneta, San Sebastián y La Victoria, entre otros sectores, entregaron el dinero de las cajas hace dos meses y medio y, hasta la fecha, no se las han entregado. Pidieron 28.000 bolívares en efectivo, 25.000 para la caja y el resto para hacer una ‘vaca’ y darle el almuerzo a los del camión. Mis vecinos y yo los dimos, todas las semanas nos dicen que van a llegar, pero nada. El domingo, el líder del consejo comunal me vino a buscar para votar y, como le dije que no, me dijo: ‘no esperéis la caja porque no te la voy a dar y los cobres tampoco’, comentó Delsy González, habitante del sector Panamericano al oeste.

Lee también
La minería compite con las escuelas en el sur del país

José González dice que está con la revolución. El domingo votó por la reelección del presidente Nicolás Maduro, pero también está descontento. Voté por él y todavía no me llega la caja. Le pregunté a la señora del consejo comunal y me dijo que no hay comida en los galpones del Clap, que hay que esperar, y eso sin contar que el bono del Día de las madres no le cayó a mi mujer y menos los que ofreció por darle el voto, pero yo sigo esperando.

Con información de Mariela Nava y Julio Materano 

Foto referencial: Archivo Crónica.Uno


Participa en la conversación