La cantidad de huecos y la oscuridad en la Troncal 9 intimida a los conductores, que deben manejar a baja velocidad por miedo a dañar el vehículo y quedar accidentados en el medio de la nada.

Caracas. Desde que se deja atrás la capital y se toma la autopista Gran Mariscal de Ayacucho (GMA) el panorama no pinta bien por los tramos oscuros y llenos de huecos. Viajar de noche en Venezuela se convirtió en un deporte extremo por la inseguridad en las autopistas y carreteras.

Al pasar Guarenas y Guatire, la situación empeora aún más por la cantidad de cráteres que se asoman en la vía que conduce hacia Higuerote. El mal estado de la vialidad ocasiona que los conductores bajen mucho la velocidad, de lo contrario, podrían ocasionar daños irreversibles al vehículo, que incluso podrían dejarlo accidentado.

En un recorrido realizado por Crónica.Uno se constató el mal estado de la vía y la oscuridad absoluta que hay en ella.

Siento miedo por todo, porque hay muchísimos huecos y si nos accidentamos en ese lugar nadie nos va a auxiliar en medio de esa soledad y oscuridad”, sostuvo Antonio De Sousa, usuario frecuente de la vía.

El pasado viernes 7 de abril inició el plan Semana Santa Segura y se apreciaron tres alcabalas en la vía. La primera fue en la GMA, de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y dos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en la carretera Troncal 9. Por la precaria iluminación, encendieron fuego con escombros y en la otra tenían conos con luz.

El viceministro de Prevención y Seguridad Ciudadana General de Brigada, Manuel Pérez Urdaneta, informó a través de una nota de prensa del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz que alrededor de 1400 funcionarios resguardarán las vías hacia Higuerote, estado Miranda.

Lee también
Efectivos que tomaron Los Verdes tenían identificados los apartamentos

Instalarán 11 puntos de control integral y 18 puntos de control fijo que contarán con 700 GNB, 270 PNB, 85 Policías del municipio Brión.

“Si uno ve una alcabala en esa oscuridad igual da miedo, los funcionarios a veces parecen guerrilleros e intimidan. Espero que de verdad resguarden a los conductores”, indicó una temporadista.

Viajeros indicaron que si tomarán la vía de noche o de día prefieren hacerlo en caravana, pues consideran que la carretera es muy peligrosa y temen ser víctimas de piratas de la vía, que coloquen objetos para que se detengan y ese momento ser abordados.

Foto: Yohana Marra



Participa en la conversación