El profesor Oscar González, escogido por la comunidad usebista, le entregó el cargo al rector Enrique Planchart y no a las autoridades del Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología. La comunidad universitaria considera la designación de Luis Holder como “una intervención del Gobierno”.

Caracas. La tarde de este jueves, el profesor Luis Holder, designado por el Consejo Nacional de Universidades (CNU) para que asumiera el cargo de vicerrector académico de la Universidad Simón Bolívar (USB), llegó a ese campus para asumir el puesto. Luego de una reunión con el rector Enrique Planchart, Holder decidió asumir el cargo, pero Planchart anunció que la USB introducirá un recurso contencioso administrativo sobre el nombramiento realizado en una sesión extraordinaria el 11 de julio por el CNU.

Desde el miércoles 12 de julio, la comunidad usebista ha realizado asambleas y otras actividades en rechazo a esa designación e incluso declaró como persona no grata a Holder.

La medida que tomó en su momento el CNU en términos de norma es legal, pero si se basa en la meritocracia, el profesor Holder no da la talla.  El reglamento general de la USB establece en su artículo 14 que las falta absolutas del rector, vicerrectores y el secretario serán cubiertas hasta por 180 días por la persona que designe el CNU. El postulado debe ser doctor, profesor titular de la universidad y tener 10 años en ejercicio.

El designado es doctor, pero la única investigación que tiene es la que publicó para obtener el título de su doctorado en 1994. Según Planchart, solo fue tutor de una tesis en el Instituto de Altos Estudios de Seguridad y no ha dirigido pasantías; tampoco es profesor titular de la USB.

El 8 de junio, el ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Hugbel Roa, propuso a Holder como candidato, y la USB postuló a dos de sus profesores de su comunidad: Oscar González y Solange Issa, a quienes consideraba los más calificados para asumir el cargo de vicerrector académico. Luego de una consulta en la institución, el elegido fue González.

Lee también
Universidad de Carabobo reduce los horarios a partir de este 18 de septiembre

Este profesor además de impartir clases en ese campus, ha dirigido 182 tesis, publicó 26 trabajos de investigación y ha tutoreado 26 pasantes. El 28 de junio, luego de que el CNU no designara a una autoridad encargada, en Consejo Directivo se le otorgó el cargo a González.

La reunión

Además de Planchart y Holder, en la reunión participaron la vicerrectora administrativa encargada Mariella Azzato, el secretario Cristian Puig, el viceministro para la Educación y Gestión Universitaria, Andrés Eloy Ruíz, y el representante del Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología en el Consejo Directivo, Víctor Theoktisto.

El profesor Holder no tiene trayectoria ni una obra hecha en la USB, no es reconocido ni aceptado por la comunidad universitaria que percibe esta designación como una intervención del Gobierno, aseguró Planchart al portal de noticias de la USB.

Sin embargo, Ruiz afirmó que no se trata de una intervención de la USB, sino del cumplimiento de la normativa existente, y señaló que Holder sí tiene credenciales académicas y que puede aportar mucho a la USB.

En ese encuentro, Holder sostuvo que tiene “un sentimiento genuino de filiación con la Simón Bolívar” puesto que fue formado en la carrera de Electrónica por profesores de la USB en el marco de un convenio que existía entras las antiguas fuerzas armadas y el entonces Instituto Universitario Politécnico de las Fuerzas Armadas Nacionales.

Por su parte, un grupo de estudiantes, entre los que se encontraba Gabriel Valdez —presidente adjunto de la Federación de Centros de Estudiantes de esa casa de estudios—, se organizó para rechazar la presencia de Holder y decirle al viceministro Ruiz que los usebistas escogieron a González.

Lee también
Universidad de Carabobo reduce los horarios a partir de este 18 de septiembre

En la reunión, el profesor Oscar González le entregó su cargo al rector Planchart y no a los representantes del Ministerio de Educación Universitaria. Coincidió con la comunidad universitaria en que la designación de Holder constituía “una intervención de la USB”.

Foto: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación