Desde el motín del 16 de mayo ni parientes ni defensores no han podido verlos y constatar que se encuentran en buen estado de salud. Cada vez la comunicación es más escasa y continúan sin información de las excarcelaciones que prometió el presidente Nicolás Maduro.

Caracas. Han pasado 15 días y la situación es la misma: sin noticias ni visitas, desde que ocurrió el motín dentro de las celdas del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en el Helicoide.

Por orden de Alfa 1 y Alfa 2 no están permitidas las visitas, es la respuesta que ha obtenido José Vicente Haro, abogado del preso político Gregory Sanabria. Con estos códigos identifican a Gustavo González López, director del Sebin y Carlos Calderón, jefe de esa sede y segundo al mando.

Los días designados para que los abogados ingresen a conversar con los detenidos son los lunes y jueves entre las 9:00 a.m. y las 11:00 a.m. Mientras que los familiares deberían ingresar los miércoles y jueves de 12:00 m a 3:00 p.m., así como los sábados y domingos desde las 11:00 a.m. hasta las 4:00 p.m. Ninguno se ha cumplido desde el motín del miércoles 16 mayo.

Esa tarde fue golpeado el preso político del estado Táchira, Gregory Sanabria, y el resto de la población reclusa inició una protesta para denunciar la situación que atraviesan: No hay presentación a audiencias, muchos con boletas de excarcelación siguen presos, había menores de edad dentro y son sometidos a malos tratos y torturas.

La versión del fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Tarek William Saab, fue que a Gregory lo golpearon unos presos en medio de una discusión. Sin embargo, sus familiares alegaron que los responsables fueron presionados por los funcionarios del Sebin.

Paulsolina Rolón suegra de Angely Quiroz, una de las detenidas, comentó que solo les permiten enviarles alimentos ya cocinados, a diferencia de antes que podían mandarles comida para que ellos la preparan en unas pequeñas hornillas que tienen dentro. Hay días que no se las reciben.

Ellos quieren torturarnos tanto a ellos como a nosotros, a las mujeres les sellaron las ventanas, les han quitado todo hasta lapiceros y papel para que no se comuniquen con nosotros, dijo.

La última comunicación que tuvieron con ella fue el domingo 27 de mayo por medio de una carta, en la que avisaba que habían hecho una nueva requisa y les quitaron algunas pertenencias otra vez.

Estamos abocados a esa situación, tenemos la esperanza de saber cómo están adentro, de poderlos ver. Estamos preocupados, aunque algunos funcionarios nos dicen que ellas están bien no lo creemos y estamos en zozobra de no saber.

Muchas madres, que son la mayoría de quienes están afuera del Helicoide, han dejado a un lado sus responsabilidades laborales para estar afuera de esa sede del Sebin por si surge alguna noticia.

Lee también
Madre de preso en el Helicoide: Nos violan los derechos a todos los que vivimos esta pesadilla

Algunas viven en ciudades lejanas a Caracas y a diario viajan para estar pendientes y llevarles algo de comer. Batallan con la escasez de transporte público y la tarea de conseguir efectivo para pagar las camioneticas, por eso a veces se quedan a dormir en casa de otras parientes que les prestan un colchón e incluso ropa.

Anuncio presidencial sin avances

El presidente Nicolás Maduro anunció desde la ANC, el jueves 24 de mayo, que había presentado una propuesta a la Comisión de la Verdad para darles libertad a algunos presos políticos, que no hubiesen cometido homicidios.

Lee también
Familiares esperan liberaciones en El Helicoide tras anuncios de Maduro

Al día siguiente liberaron a 22 detenidos en el estado Zulia, que según el Foro Penal Venezolano estaban presos por protestar por las fallas de energía eléctrica el 25 de abril de 2018. El sábado 26 de mayo también otorgaron libertad a Joshua Holt, estadounidense que se encontraba preso en el Helicoide desde hace casi dos años.

Desde entonces no se han registrado más excarcelaciones y los abogados defensores tampoco manejan información. Los parientes de quienes se encuentran en los calabozos del Sebin han estado en vilo desde el anuncio de Maduro, con la esperanza de que liberen a sus seres queridos. Pero no ha sucedido.

Ni en tribunales nos han dado información, no sabemos nada como abogados. En el Sebin los custodios dicen que no saben nada y que van a seguir privados de libertad y en el Ministerio Público alegan que están estudiando caso por caso, pero ellos son el órgano que acusó a cada preso político y conocen todos los expedientes, explicó José Vicente Haro, abogado de Gregory Sanabria.

Denunció que en el despacho de Amarinza Padrino, la encargada de los procesos, y de su asistente Pedro Lara, solo les dan excusas.

Familiares continúan a las afueras del Sebin esperando obtener noticias y poder ver a los presos

Alfredo Romero, director ejecutivo del Foro Penal, indicó que quedan 357 presos políticos en el país. Y que mientras se han prometido excarcelaciones hay nuevas detenciones, que no disminuyen la cifra de reclusos.

El 17 de mayo el fiscal Tarek William Saab dijo que 72 presos serían trasladados, pero no se presentó lista de a quienes llevaron a otras cárceles. Familiares también denunciaron la escasez de información.

Detenidos sin atención médica

Tarek William Saab ha declarado que los detenidos fueron sometidos a revisiones médicas. Sin embargo, el abogado de Gregory Sanabria, José Vicente Haro, denunció que a su defendido no lo dejaron hospitalizado luego de la golpiza, pese a que esa fue la orden de los doctores, según supieron extraoficialmente.

Dos días después del ataque lo llevaron hasta el hospital Militar por peticiones de su defensa. Ahí le diagnosticaron fisura en el cráneo, fractura de nariz con orden para hacer rinoplastia y derrame en uno de los vasos sanguíneos de sus ojos.

Los oficiales del Sebin y Amarinza Padrino se negaron a que lo dejaran hospitalizado, él debía quedarse en información, explicó.

Solo permitieron que le enviaran medicinas el 19 de mayo, pero en una requisa del 26 de este mes se las quitaron.

Contó que la situación de salud para los presos es complicada porque no han sido sometidos a evaluaciones durante el tiempo que tienen en prisión.



Participa en la conversación