La tolda naranja aseveró que 160.000 personas lograron respaldar la validación del partido y que la gente “se resteó” con esa organización.

Caracas. El coordinador político nacional encargado de Voluntad Popular (VP), Juan Andrés Mejía, aseveró que 200.000 personas respaldaron el proceso de validación de la tolda naranja, que logró superar la meta impuesta por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en 23 estados, casi el doble de lo exigido por el Poder Electoral.

“A toda Venezuela le decimos que queda Voluntad Popular para rato y que este partido seguirá en la calle. No fue una jornada sencilla, los obstáculos estuvieron y las arbitrariedades fueron muchas. El CNE no informó a los venezolanos sobre este proceso, pero igualmente la gente respondió y salió a la calle, Venezuela se resteó con Voluntad popular y Leopoldo López”, aseguró el diputado.

Mejía indicó que ese partido supero en 685 % la meta mínima exigida por el árbitro comicial este fin de semana: “Un total de 160 mil venezolanos salieron a validar por Voluntad popular en todos los rincones del país y la meta era solo 23 mil. Superamos casi 7 veces el número mínimo de personas. El único estado en que no logramos la meta fue Lara, no porque no tuviéramos la gente, sino por la reiterada y denunciada insuficiencia de máquinas”.

Lee también
Venebarómetro: La opción de los independientes creció entre los votantes

Destacó el hecho de que en los estados donde se logró alcanzar la meta con “mayor rapidez y contundencia” han sido históricamente propensos a apoyar al chavismo, como Cojedes, Delta Amacuro y Barinas. Agregó que la meta fue duplicada en Guárico, Trujillo, Falcón, Cojedes, Yaracuy, Barinas y Mérida y triplicada en Táchira y Zulia.

Denunció que en toda Venezuela, cerca de 40.000 personas se quedaron sin validar porque el CNE decidió cerrar los puntos, a pesar de que había firmantes en las colas: “Quedó evidenciado este fin de semana que hay un ensañamiento contra Voluntad Popular. Hay una intención de ilegalizar al partido. Voceros del Gobierno decían que esta semana se acababa Voluntad Popular, pero tendrán que tragarse sus palabras porque aquí estamos y aquí seguiremos luchando”.

También denunció hechos de violencia por parte de seguidores del Gobierno en algunos puntos del municipio Libertador y exigió al alcalde Jorge Rodríguez una explicación: “En Catia, Caricuao, 23 de Enero y La Vega trataron de sabotear, pero igualmente la gente salió el día domingo, sin miedo y con irreverencia. Los venezolanos se restearon ante las amenazas y atropellos. Cientos de personas dejaron claro que el compromiso de nuestro partido es con la democracia y la Constitución”.

Foto: Cortesía Prensa Voluntad Popular


Join the Conversation