El serpentinero aclaró su situación tras estar involucrado en el accidente donde murió César Quintero a principios de este mes.


Caracas. “No tengo prohibición de salida del país”, aclaró el grandeliga Williams Pérez en rueda de prensa celebrada en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto. El nativo del estado Portuguesa le disparó accidentalmente al entrenador César Quintero, quien murió en una práctica realizada en el estadio Bachiller Julio Hernández Molina, de Acarigua, a principios de este mes.

“Tuve mi audiencia y todo salió bien, estoy libre de toda acusación”, explicó Pérez, dejado en libertad por los Cachorros de Chicago. El lanzador intenta seguir con su carrera en el béisbol pese a que admite que el fatal accidente “es un dolor que va a cargar toda la vida”.

Aclarar esta situación era lo más importante. Ya estoy libre, no tengo ningún impedimento en viajar y ahora espero firmar con un nuevo equipo, puntualizó Pérez. En el encuentro con los medios también estuvo el gerente general de Cardenales de Lara, Carlos Miguel Oropeza. El dirigente aprovechó para dirigir unas palabras de apoyo al serpentinero de los crespuculares en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (Lvbp).

“En Cardenales hay Williams Pérez para rato. Él es muy importante para el equipo y por eso hoy le damos todo el apoyo moral. Contamos los días para que salte de nuevo al terreno y haga lo que más le gusta”, señaló Oropeza.

Pérez nació en Acarigua, tiene 26 años y suma dos años de experiencia en las Grandes Ligas con los Bravos de Atlanta. Su registro es 9-9 con efectividad de 5.18. El año pasado lanzó en la sucursal AAA de los Cachorros.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación