Los camioneteros estaban cobrando Bs. 700, pero los vecinos se rechazaron cancelar el monto. También los consejos comunales les pusieron trabas y los obligaron a cobrar Bs. 500. Por eso guardaron las unidades este domingo. En su lugar salieron los piratas que, abusando de la necesidad, empezaron a fijar una tarifa de Bs. 1000.

Caracas. Cerca de 5000 personas que residen en el barrio Federico Quiroz, en Catia, por segundo día consecutivo están sin transporte público.

La acción obedece a que los consejos comunales de la zona no aceptaron el incremento del pasaje a Bs. 700 e impusieron a la única línea que cubre rutas en el sector el cobro de Bs. 500.

Por eso los conductores guardaron sus unidades. Al paso salieron los piratas, que cobraron Bs. 1000.

Lo más absurdo es que la gente los estaba pagando. Pero no, a nosotros no nos quisieron cancelar los Bs. 700, dijo Jesús Carreño.

Ulises Guillén, representante de la organización Conductores Federico Quiroz, explicó que de 30 unidades que componen la línea están trabajando con menos de 12 y todo porque muchas necesitan repuestos.

Lee también
Para llegar a Coche en la tarde hay que gritar, empujar y pagar Bs. 1000

Yo mismo ando ahora buscando un disco para frenos y me sale en 3,4 millones de bolívares, y no puedo costear eso. Entonces no nos aceptan el incremento, pero es un grupo de los consejos comunales que habla en nombre de los usuarios, porque la gente está dispuesta a pagar.

La línea del Federico Quiroz va del barrio a la Plaza Sucre. En estos momentos están trabajando solo cinco unidades.

La gente, en vista de la escasez, está caminando más de cinco cuadras, desde el barrio hasta la avenida Sucre. Lo hace a toda hora del día. De hecho, algunos vecinos este lunes no llevaron a los niños al colegio por la falta de transporte.

En horas de la tarde, Guillén informó a Crónica.Uno que se estaba normalizando el servicio, pero con el mínimo de las unidades.

Video: Luis Miguel Cáceres


Participa en la conversación