La caraqueña criada en Anzoátegui destronó a la colombiana Caterine Ibargüen al registrar 14.91 metros en su penúltimo intento para asegurar medalla de oro.

Caracas- Yulimar Rojas cumplió su sueño en Londres. La caraqueña criada en Puerto La Cruz destronó a la colombiana Caterine Ibargüen y le dio a Venezuela la primera medalla de oro en la historia de los Mundiales de atletismo.

Rojas saltó 14.91 en su penúltimo intento y superó por dos centimetros a la doble campeona del mundo y actual monarca olímpica, que con 14.89 se tuvo que conformar con la medalla de plata.

“Estoy muy feliz y muy alegre de darle a mi país esta medalla que ansíabamos desde hace mucho tiempo. Es un momento histórico”, dijo Rojas tras asegurar la presea dorada que recibirá este lunes. La saltadora agradeció a su entrenador el cubano y nueve veces campeón mundial Iván Pedroso en la especialidad “por el apoyo”.

Meteórico ascenso

El oro de Rojas en Londres supone la consagración de la joven de apenas 21 años que el año pasado se quedó corta ante Ibargüen en Río 2016 y ya la ha derrotado dos veces en la actual temporada.

Yulimar llegó al salto triple tras jugar voleibol hasta los 14 años por consejo de unos entrenadores que la vieron competir en lanzamiento de bala.

Criada por su padrastro en una vivienda muy humilde en Puerto La Cruz, Rojas dio las primeras muestras de su gran talento al ganar oro en el Suramericano Junior de Medellín en 2011. Y ya a nivel adulto, el campeonato bajo techo de Portland y la plata olímpica de 2016 eran las máximas conquistas de la joven de 1.92 metros de estatura, radicada en España desde finales del año pasado.

Lee también
Yulimar celebró su título con un buen “camarón”

En el Mundial de atletismo ya Robeylis Peinado ganó una medalla de bronce en salto con garrocha.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación