Pablo Zambrano, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la salud, Fetrasalud, acudió a la sede del Ministerio a pedir una investigación por los hechos violentos ocurrido el día 10 de mayo en el interior del hospital José María Vargas. Acusó a Marlón Colmenares, jefe de seguridad del Ministerio de Salud y le hizo un llamado al presidente de la República Nicolás Maduro y al vicepresidente Tarek El Aissami a tomar cartas en el asunto

Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital, exigió respuestas y seguridad para los hospitales. “Si las agresiones continúan lamentablemente nos vamos a paro indefinido y tendrá que venir usted ministro López con sus colectivos a atender a los pacientes”.

Caracas. Pablo Zambrano, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la salud, Fetrasalud, dijo que los colectivos armados que ingresaron al hospital Vargas, “comandados por Marlón Colmenares, jefe de seguridad del Ministerio de Salud, entraron con armas 9 mm y con granadas. Y tengo información de que me quería aniquilar. Yo era el objetivo. Igual atacaron a los trabajadores que supieron defender muy bien su centro de salud”

Zambrano estuvo acompañado de varios representes del gremio de salud y educativo. Aseveró: “Maduro tu dices que eres el presidente obrero y no quieres a nadie. Dijiste que el Hospital de Coche sería una tacita de plata, y en esto momento se está cayendo”.

Entregaron una carta ante el Ministerio Público. Ana Rosario Colmenares, presidenta del Colegio de Enfermería del Distrito Capital, fue una de las que acompañó a Zambrano y ante las agresiones exigió respuestas inmediatas al Ejecutivo. “Si no actúan, estamos en puertas de un paro general de manera indefinida”.

Lee también
Ante advertencias de Lucena contra los abstencionistas, la AN llamó a abstenerse el 20-M

Nubia Cárdenas, enfermera, y Eduardo Sánchez, delegado sindical y chofer de ambulancia, fueron otros de los agredidos por los grupos violentos.

Las acciones de los trabajadores de la salud no se detienen, dijeron que seguirán en la lucha, pese a las amenazas de muerte. Llaman al resto de los sindicatos y gremios nacionales a unirse a la lucha por mejores salarios.

Foto y videos: Mabel Sarmiento Garmendia


Participa en la conversación