Hace 15 días comenzó a escasear el gas licuado de petróleo en Maracaibo con el que llenan las bombonas usadas para los hogares. Las principales despachadoras de la ciudad anunciaron que no hay gas hasta nuevo aviso.

Maracaibo. Ángel Rubio, del sector Primero de Mayo, tiene dos meses intentando llenar su bombona de gas, sin éxito. El pasado sábado decidió ir a dormir en las inmediaciones de la planta de llenado de Pdvsa Gas ubicada en la zona industrial de Maracaibo. Desde entonces no ha llegado la gandola con el derivado, dice que, mientras tanto, en su casa comen una sola vez o no comen. Siempre que vengo no hay despacho, y en El Marite (oeste de Maracaibo) los bomboneros tampoco tienen.

Según información de uno de los gerentes de Tony Gas, una de las empresas despachadoras, no hay gas hasta nuevo aviso.

Nosotros estábamos vendiendo de manera intermitente porque Pdvsa estaba enviando un poquito de gas semanal, pero hace tres semanas no envía ni una gota, trabajamos con la reserva, pero ya se acabó. La información que tenemos es que los buques que traen el gas están varados en el mar porque el gobierno no ha pagado el flete porque es en dólares, así que por ahora no hay gas hasta nuevo aviso, sostuvo el gerente, que prefirió mantenerse en el anonimato.

Las colas en las despachadoras son interminables. En el ínterin, los zulianos cocinan en leña o en cocinas eléctricas para poder comer. Yomaxis Silva, del sector Nueva Vía de la ciudad, contó que hace cuatro días se terminó su bombona y desde entonces ha sido un calvario.Cuando vi que se me terminó la bombona me puse las manos en la cabeza, esto está grave. He buscado en todas las ventas pequeñas que están en la Circunvalación Uno o en El Marite y no consigo, por eso desde ayer domingo estamos aquí mi esposo y yo. Pero nada más venden una por persona. Lo otro es que dicen que no hay gas, pero si aflojas el bolsillo con 30.000 o 50.000 en efectivo te llenan la bombona rapidito.

Comerciantes se las ven negras

La fallas en el despacho no solo afectan a las amas de casa sino también a empresas, abastos o panaderías que necesitan el gas para sacar su producción diaria, este último mes se las han visto negras. Así lo comentó Javier Faria, dueño de una reconocida panadería en la avenida La Limpia. Actualmente no tenemos producción, o nos hemos visto en la necesidad de comprar bombonas pequeñas (10 kl) para poder trabajar diariamente, cada una me dura un día. Hace más de un mes tengo 6 bombonas de las grandes (43kl) que no he podido recargar por la escasez. Ahora los panaderos le sumamos otro punto a la crisis. A veces es la harina, el azúcar, la manteca, ahora también el gas.

A la problemática también se añade la falta de efectivo, debido a que el pago de llenado debe ser en metálico. Aunque el costo de las bombonas está regulado por el Estado, esas tarifas solo se cumplen en los despachos principales como Tony Gas, Pdvsa Gas y Regina Gas. Los revendedores manejan otros precios. El precio legal de las bombonas de 10, 18, 27 y 43 kilos es de 20, 250, 380 y 600 bolívares, respectivamente. Con todo, los precios informales alcanzan hasta los 100.000 bolívares.

El costo de la bombona pequeña es de entre 20.000 y 30.000 mientras que la grande cuesta 100.000 bolívares en efectivo, que no hay, recalcó el panadero.

La gerencia de Pdvsa Gas en Maracaibo se negó a dar declaraciones, sin embargo, este lunes solo vendieron 100 bombonas de 10 kilos y 100 de 18, más de 500 personas se volvieron a quedar sin despacho.

Gas Comunal

Gas Comunal, S.A. filial no petrolera de Pdvsa, de conformidad con las disposiciones del Ministerio de Petróleo, informó en su momento al país que el precio regulado de la bombona de 10 kg., 18 kg., 27 kg., y 43 kg. tiene un costo de Bs. 50, 250, 380 y 600, respectivamente.
Como empresa al servicio de las usuarias y usuarios de gas doméstico, expende bombonas subsidiadas por el Gobierno, ya que constituye un servicio público de interés social fuertemente asociado a la soberanía alimentaria.
En este sentido, los distribuidores, estanteros y todas las empresas privadas que distribuyen gas doméstico también tienen la obligación de vender este importante combustible al precio regulado establecido.
Ningún transportista, distribuidor o estantero que expenda bombonas de Gas Comunal está autorizado a cobrar a los usuarios y usuarias más del precio estipulado, quien incurra en esta desviación, está cometiendo un delito y debe ser denunciado.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación